Las imágenes exclusivas que confirman la relación entre Eugenia Martínez de Irujo y Gonzalo Miró

Unas imágenes tomadas en una discoteca hicieron saltar la alarma. Sin embargo, esas borrosas instantáneas no revelaban nada: la pareja hablaba dentro de un local y luego la duquesa de Montoro se subía a un coche no sin antes despedirse del hijo de la cineasta. Pero lo cierto es que no fue la primera ni la segunda vez que salieron juntos. Tal y como revelábamos en estas páginas, acudieron a una de las fiestas más privadas del verano: la que ofreció José María Cano en su nueva casa de las afueras de Madrid.

Como comentábamos, llegaron al mismo tiempo y se fueron a la vez. Y durante la velada, apartados del bullicio, dedicaron su noche el uno al otro. Aunque la cosa ya parecía blanca y en botella, ellos desmentían romance y admitían sólo amistad como respuesta correcta. Y, ¡quién sabe!, quizá fuera así. Quizá a ellos mismos les ha sorprendido los derroteros que ha tomado esa "amistad",que ya es innegable que ha tomado tintes de ser algo más.

Como decíamos, Gonzalo pondrá tierra y mar de por medio a finales de agosto, fecha prevista para su viaje a la Gran Manzana. Allí se ha matriculado en la New York Film Academy y compaginará sus estudios con los de Periodismo que sigue en Madrid. El joven comienza a seguir, de esta forma, los pasos de su madre, la recordada cineasta Pilar Miró. Para financiarse ese gran viaje, vendió su casa de Somosaguas. Pero no sólo para eso: "He vendido mi casa porque no quiero que nada me ligue a Madrid de momento. Creo que es hora de romper con el pasado y empezar de cero. O lo hago ahora o no lo hago nunca, porque luego empiezas a comprometerte y es más difícil. No cambiaría mi plan de vida por nada ni por nadie",aseguraba reciente- mente en una entrevista concedida al ‘Diario Montañés’.

Más sobre: