Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova se casarán el próximo 15 de octubre

Desde niño, el quinto hijo de la duquesa de Alba, que nació en Madrid el 4 de abril de 1963, se empapó de purasangres, saltos y competiciones.
Gracias a su tesón, Cayetano se ha situado entre la elite mundial de la hípica, con un sexto puesto en la Copa del Mundo, un quinto en Rotterdam y un primero en Roma, así como el primer puesto en el Gran Premio de Copenhague y el Gran Premio de las Naciones disputado en la capital danesa, entre otros muchos reconocimientos a su gran carrera como jinete. En su día, fue elegido presidente de la Asocia- ción Mundial de Jinetes, y en un futuro no muy lejano, uno de sus proyectos más importantes es la creación de una escuela hípica en España.

Desde 1994 es conde de Salvatierra, título que podrá utilizar Genoveva al contraer matrimonio con Cayetano y que se remonta a 1613, con grandeza de España desde 1717.

Amores y desamores en la Casa de Alba
El amor no ha sonreído a los hijos de la duquesa de Alba. De hecho, todos los que han pasado por la vicaría han acabado separándose. Le ocurrió al duque de Huéscar con Matilde Solís, al de Aliaga con María Hohenlohe, al de Siruela con Eugenia Fernández de Castro y a la duquesa de Montoro con Francisco Rivera, esta última una separación de hecho, aunque no de derecho, ya que no se llegó a tramitar. De esta forma, los cuatro hijos casados de Cayetana acabaron por acompañar a sus hermanos Fernando y Cayetano en su eterna soltería.

No obstante, hace poco más de un año se invirtió la tendencia. Rompió el fuego Jacobo Martínez de Irujo al casarse en Venecia con la periodista Inka Martí. Entre tanto, Carlos Fitz-James Stuart vive una relación cada día más consolidada con Alicia Koplowitz, Eugenia Martínez de Irujo vuelve a abrir su corazón y el conde de Salvatierra está a punto de cambiar de estado civil. La duquesa de Alba vuelve ahora a estar más feliz que nunca.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más