José Campos, la nueva pareja de Carmen Martínez-Bordiu

"Qué más nos da? Están haciendo su trabajo", le comentó al oído. Momentos tiernos y entrañables que precedieron a la despedida. Carmen, con gafas de sol y «look» muy juvenil y veraniego, con falda vaquera, camisa blanca sin mangas y alpargatas, se despidió y marchó hacia el avión. Un adiós… temporal

Punto y final a los rumores de reconciliación

Carmen pone de esta forma punto y final a los rumores que hablaban de una próxima reconciliación con su ex pareja, el arquitecto italiano Roberto Federici, algo que ella había negado por activa y por pasiva, tal y como hizo recientemente en estas mismas páginas.

—Roberto Federici y tú mantenéis una gran amistad.
Somos grandes amigos.
—¿Y socios también?
Tenemos muchas cosas juntos. ¡A lo mejor triunfamos en los negocios!
—¿Socios y pareja?
Somos grandes amigos.
—¿Segundas partes nunca fueron buenas?
Yo puedo hablar del presente. El futuro… es incierto.
—Quizá tu ruptura con Roberto tiene que ver en tu decisión de marcharte.
No tiene absolutamente nada que ver.
—¿Esperas volver a enamorarte?
Espero tener esa suerte.
—Todo el mundo creía que rompías con Roberto Federici porque estabas enamorada de otra persona.
La gente cree tantas cosas… Lo importante es que lo crea yo. Yo no digo tengo ganas. Si el amor llega, es maravilloso, y si no, estoy muy bien como estoy.
—¿Lo has pasado mal en la ruptura?
Las rupturas no son un fracaso, sino el final de algo, y eso siempre es triste. Realmente, se han enamorado de mí cuando me he ido, porque te enamoras de un hombre, tú intentas no ser, sino parecer, y eso no gusta, debe faltar algo. Entonces, cuando te vas, eres tú misma, y ahí es donde enganchas.
—¿Tú eres una mujer que puede vivir sin una relación?
Depende de lo que llames relación. Si te quieres comer un pastel, ¿tienes que casarte con el que hace los pasteles? Pues no.

Más sobre: