Londres, sede de los Juegos Olímpicos de 2012

La candidatura madrileña, que ofreció una brillante presentación en Singapur, no pudo superar la tercera votación del Comité

Primeras reacciones
El anuncio de la caída de Madrid en la tercera ronda, eliminada por sólo dos votos (31, frente a los 33 de París) provocó un sentimiento de enorme decepción entre los miles de madrileños congregados en la Plaza Mayor de la Villa, que pudieron seguir la votación a través de una pantalla gigante instalada por el Ayuntamiento. Tras la eliminación, que fue recibida con gritos y silbidos, unos decidieron marcharse y otros se quedaron para averiguar quién ganaba.

Antes de las votaciones, se hablaba de un posible pacto entre Madrid y Londres para que, en el caso de que una de las dos cayera primero, la otra le brindara su apoyo. Algo que parece haberse cumplido tras caer París, la gran favorita, para bien de la capital británica.

A las 13:48, hora española, el presidente del COI, el belga Jacques Rogge, anunciaba que ‘los Juegos de la XXX Olimpiada se celebrarán en la ciudad de Londres’. Rogge mostró su agradecimiento a las nueve ciudades que empezaron la elección (las cinco aspirantes finales: París, Londres, Nueva York, Moscú y Madrid, y La Habana, Leizpig, Río de Janeiro y Estambul, que se quedaron en el corte de mayo de 2004). ‘Todos las ciudades podrían organizar unos fantásticos Juegos, pero solo una puede ser la ganadora’, dijo Rogge.

La Reina no pudo reprimir unas palabras de tristeza al conocer la derrota madrileña: ‘¡Oh, qué pena!’, expresó sentada junto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Poco después, se dejarían oír las voces de desánimo de algunos de los deportistas españoles que habían mostrado su apoyo a la candidatura, como la de la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa: ‘Madrid debe seguir luchando por conseguirlo, pero no es justo’. Junto a estas palabras, las del ex ciclista Miguel Indurain, que añadió: ‘Cuando llevas luchando tanto tiempo, esperas el triunfo’. El soberano español, el rey don[Juan Carlos], telefoneó a la delegación española en Singapur para animarles, felicitarles por su ‘excelente trabajo’ y transmitirles su ‘orgullo y satisfacción por el trabajo realizado’. Por su parte, el vicepresidente del Comité Olímpico español, Iñaki Urdangarín, aportó unas palabras de ánimo y expresó su convencimiento de que aunque ‘hemos perdido el partido, posiblemente no el campeonato’.

Recibimiento totalmente opuesto el de Londres, que recibió la noticia en Times Square con vítores y aplausos. Tony Blair expresó su opinión desde Escocia a los periodistas allí congregados: ‘Este es un día muy importante para Londres. Es una muy buena noticia’. Desde la Casa Real británica, la reina Isabel II envió un mensaje de felicitación al equipo organizador de la candidatura londinense. ‘Es un logro realmente sobresaliente vencer en un campo tan altamente competitivo’, expresó la soberana. Incluso el príncipe [Guillermo de Inglaterra], que se encuentra de viaje en Nueva Zelanda, dio a conocer su felicidad ante la buena nueva: ‘Estoy seguro de que serán unos Juegos Olímpicos fantásticos’.

Más sobre: