Boris Becker habla por primera vez de Anna: 'Tengo una gran relación con mi hija'

Nada hacía presagiar que la relación entre el tenista Boris Becker y su hija Anna iba a ser tan buena como él mismo mantiene. La niña, de cinco años, fue concebida en el armario de un restaurante minutos después de que sus padres se conocieran y su madre, la modelo rusa Ángela Ermakova tuvo que llegar a los tribunales para que Boris Becker asumiera la paternidad.

Sin embargo, hace unos días, y durante su participación en el torneo de tenis Ariel que se ha celebrado en Trafalgar Square, Londres, Becker sorprendía al comentar a diario británico Daily mail: "Tengo una gran relación con Anna. Es una niña preciosa y sabe quien es su padre. Intento estar con ella tanto como puedo como también lo intento con mis hijos, que viven en Miami. También tengo una buena relación con su madre, Ángela. Estoy muy orgulloso de tener una buena familia y además sana. Intento ser tan buen padre como puedo con todos mis hijos".

Preocupado por la educación de sus hijos
Anna y su madre viven en Londres, en un elegante apartamento del barrio de Kensington que pertenece al tenista. Los otros dos hijos del deportista alemán, Noah y Elías residen en Miami, donde su ex mujer, Bárbara Feltus se instaló tras la separación matrimonial, en el año 2001.

Para dejar claro que con todos tiene buena relación, Becker habló de las preferencias deportivas de los tres: "Quiero que todos ellos practiquen deportes, no necesariamente el tenis. Anna es buena en ballet, a Noah le gusta el baloncesto y el deporte favorito de Elías es el fútbol. No importa lo que elijan porque todos los deportes dan lecciones para la vida, disciplina, aprender a marcarse objetivos, juego limpio y espíritu de equipo que es importante tanto si eres deportista profesional como si eres abogado, hombre de negocios o lo que sea".

Más sobre: