Francisco Rivera recibe el alta médica: 'Estoy bien pero no para lanzar penaltis'

El torero Francisco Rivera Ordóñez ha recibido el alta médica tras unos cuantos días ingresado convaleciente de la grave cogida que sufrió la semana pasada en la plaza de toros de Osuna, Sevilla. El hijo de Francisco Rivera "Paquirri" y la desaparecida, Carmen Ordóñez fue corneado cuando lidiaba el quinto toro en una tarde en la que compartía cartel con Enrique Ponce y Morante de la Puebla. El popular torero, que tuvo que ser operado de urgencia en la misma plaza de toros, fue trasladado posteriormente hasta la clínica sevillana Fremap, donde le atendió su doctor y amigo personal, el doctor José María López Puerta.

Tras casi una semana en observación en el hospital, el cuadro médico que le atiende decidió darle el alta si bien deberá seguir la recuperación en su casa y acudir todos los días a unas clases de rehabilitación.

’No estoy para tirar penaltis...’
Antes de abandonar el citado centro médico, el torero quiso agradecer personalmente las numerosas muestras de cariño y apoyo recibidas estos días. En una pequeña rueda de prensa, Francisco Rivera, mucho más animado y con más moral que los días pasados compareció ante una multitud de medios para explicar que ‘me encuentro muy bien porque ya me marcho para casa. Aunque todavía tengo dolores y me duele, la cornada ha sido fuerte, pero gracias Dios no ha tocado nada importante, ni vasos sanguíneos ni grupos musculares importantes. De todas formas ahora mismo no estoy para tirar penaltis, pero poco a poco la pierna irá mejorando. Pase los tres primeros días regular porque tenía décimas de fiebre, estaba molido y un poco desanimado, pero ahora ya estoy mucho mejor y deseando volver a los ruedos de nuevo’.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más