Francisco Rivera ingresado tras sufrir una grave cornada

El diestro Francisco Rivera Ordóñez, que ha sido corneado en la plaza de Osuna (Sevilla) por el quinto toro de la tarde, se encuentra ingresado en el hospital Fremap de la capital hispalense para "su posterior seguimiento", según el médico que le intervino quirúrgicamente en la sala de enfermería de la misma plaza de toros.

El matador sufre "una cornada en tercio inferior, cara interna del muslo derecho que interesa planos musculares del vasto interno con dos trayectorias localizadas de 10 y 20 centímetros con destrozos localizados del vasto interno", según el parte médico y su "pronóstico es grave". La evolución parece ser buena y aunque el diestro ya ha comentado su intención de reaparecer cuanto antes, de momento continua ingresado en espera de su posterior evolución.

Eugenia Martinez de Irujo a su lado
Una de las primeras visitas que recibió Francisco Rivera fue la de Cayetano Martínez de Irujo, acompañado de Genoveva Casanova. El hijo de la duquesa de Alba permaneció un rato en el centro médico aunque no quiso comentar nada sobre el estado de salud del diestro. Más tarde también llegó para visitar a su hermano Cayetano Rivera Ordóñez con gesto serio y preocupado.

Entre las numerosas personas que se acercaron hasta el hospital para interesarse por el estado de salud de Francisco Rivera también se encontraba un gran amigo de toda la familia, Juan Antonio Ruiz 'Espartaco', quien fue con su esposa, Patricia Rato. El ex torero manifestó que la cogida había sido un gran susto aunque comentó que "estas profesiones son de riesgo y gracias a Dios está fuera de peligro". Además, Juan Antonio aseguró que Francisco está bien, aunque tampoco pudo precisar cuándo le darán el alta.

Al día siguiente continuó el desfile de numerosos allegados al diestro, entre los que se encontraban la duquesa de Alba y Belén Ordóñez, que llegaron juntas en el mismo coche. Cayetana Fitz-James Stuart aseguró que ‘el susto nos lo llevamos todos’ y añadió que el torero ‘se encuentra bien y que es optimista con su recuperación’. Por su parte, Belén confirmó a los reporteros el buen estado de su sobrino, antes de despedirse de la Duquesa y volver a entrar en el hospital.

Pero quizás, una de las visitas más esperadas fue la de Eugenia Martínez de Irujo, aún esposa de Francisco Rivera, y quien acudió a visitarle a su llegada de México, donde se encontraba por motivos de trabajo. La duquesa de Montoro permaneció unas horas en el hospital acompañando al diestro convaleciente. Pese a estar separados hace más de tres años la pareja continua manteniendo una buena relación y precisamente, el pasado mes de enero, fue Fran Rivera el que acudió a la clínica Sagrado Corazón de la capital hispalense a visitar a Eugenia ingresada en aquella ocasión en el citado centro médico.

El apoderado de Francisco Rivera, Manuel González Sánchez, ha confirmado la buena evolución del torero que 'se muestra animado, deseando ponerse de pie. Mantiene la moral por las nubes y sólo está pensando en reaparecer". Según González, la intención de torero es estar listo para torear en la encerrona en solitario en la plaza de Antequera (Málaga) el próximo 29 de mayo, lo que a juicio de su mentor es "muy precipitado, dependiendo de la evolución de la herida se tomará una decisión al respecto".

Más sobre

Regístrate para comentar