Ana Obregón rinde tributo a sus divas del cine favoritas

Comentaban que ibas a hacer una serie al estilo de Sexo en Nueva York. ¿Qué hay de cierto?
Lo cierto es que acabamos la cuarta temporada de Ana y los siete y todavía está en el aire que yo descanse un poco y decida si habrá una quinta temporada, que más bien va a ser que no. Tengo una serie pensada, pero no se parece nada a Sexo en Nueva York. Las protagonistas serán mujeres pero no quiero hablar mucho porque escasean las ideas en cuanto a series.

Dicen que eres una mujer muy sexy, ¿te sientes así?
Sexy, lo has dicho bien, se siente y si a los ojos del resto lo pareces fenomenal. Es un estado de ánimo, no es algo superficial. Nunca me he sentido sexy, pero -ríe a carcajadas- la mayoría de hombres que he tenido alrededor me han dicho que por eso mismo soy sexy, porque ni lo siento, ni me preocupa.

¿Te asusta la soledad?
Sí, la verdad es que estoy muy sola, pero feliz. Tampoco tengo más minutos en el día para dedicarle a otra persona. Trabajo de lunes a viernes, sábado y domingo son para mi hijo y alguna vez salgo con amigos. Pero no tendría ni un minuto para dedicarle a una persona a mi lado. Quizás ahora cuando termine la serie, porque tengo pensado cogerme unos meses de verdad sabáticos, dedicados a mí, pues a lo mejor.

¿A pesar de la soledad, eres feliz?
No creo que sea feliz, la felicidad es un estado de ánimo, que dura poco, pero estoy muy a gusto conmigo misma. Duermo muy bien y me siento muy realizada. Me encanta ser una mujer independiente. Me gusta muchísimo pensar que cada cosa que me compro la he ganado con mi trabajo. Tampoco pido mucho y ese es el secreto. Pedir poco, porque luego todo lo que recibes es un regalo.

¿En qué se refugia Ana cuando tiene un mal día?
La verdad es que soy muy positiva y tengo muchas cosas donde agarrarme en mi interior cuando hay tormenta fuera. Me gusta mucho como soy por dentro.

¿Dicen que la primavera la sangre altera?
A mí me altera sobremanera. Soy una persona tremendamente emocional, sensible, pasional, intensa. Pero vamos que a mí me altera hasta la luna, no hace falta que llegue la primavera.

¿Qué le pides a la vida?
Poder trabajar en lo que me gusta, que mi hijo esté siempre fenomenal y no dejar nunca de soñar, pues me encanta soñar.

¿No echas de menos tener un hombre en tu vida?
Te voy a ser muy sincera, es muy difícil cuando una mujer se separa. Como adoro al padre de mi hijo y él adora a su padre y está aquí casi siempre, pues realmente no sé, meter a alguien ahora en mi casa... Lo tenía que haber hecho antes cuando el niño era más pequeño, pero ahora es muy complicado, no quiero hacer daño a mi hijo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más