Los detalles de la escapada romántica de los Beckham a París

La celebración que David Beckham organizó para el treinta y un cumpleaños de su mujer, Victoria, bien podría convertirse en escena de una película romántica (incluso bastante pastel) made in Hollywood. El futbolista no pudo pasar con su mujer el día de su aniversario debido a que su equipo, el Real Madrid, se enfrentaba al Levante (partido que el equipo blanco ganó por 0-2) así que al día siguiente le organizó una sorpresa - los tabloides ingleses aseguran que la cantante no sabía nada- muy especial.

Al parecer, David le dijo a Victoria que iban a almorzar en Madrid pero el chófer de su Bentley les llevó al aeropuerto donde les esperaba un avión privado con una enorme V pintada. Una vez dentro, Victoria se encontró con un romántico desayuno en el que no faltaba el champán y pétalos de rosa cubriendo mesa y asientos. Algunos amigos de la cantante, han comentado que Victoria no pudo reprimir lágrimas de emoción al ver lo que su marido había preparado para ella.

París, champán, rosas, compras, joyas, ....
El destino de la pareja fue París donde continuaron con el día perfecto para Victoria. Se alojaron en la suite Coco Chanel del hotel Ritz. Esta es la habitación en la que la famosa diseñadora francesa vivió más de treinta años y en temporada alta llega a alcanzar los 6.600 euros por noche. La visita a la habitación fue rápida porque inmediatamente salieron de compras. Su destino: las tiendas de la exclusiva Faubourg St Honoré, donde los grandes diseñadores tienen sus boutiques, y las selectas joyerías de la plaza Vendome. Parece ser que uno de los regalos de David a su esposa fue un collar de oro que compró en la prestigiosa joyeería Dubail.

Más sobre

Regístrate para comentar