Fotografías exclusivas: el duque de Huéscar y Alicia Koplowitz, encuentro en París

Estas son quizá las imágenes más esperadas de la crónica social: el encuentro entre Alicia Koplowitz y el duque de Huéscar. Fue en París, hace tan sólo unos días, donde Alicia tiene un apartamento, al que le gusta escaparse de vez en cuando. Después de unos días de frenética actividad —tras dejarse la piel para sacar adelante un centro de investigación de esclerosis múltiple mediante la fundación que lleva su nombre—, Alicia salió de España para tomarse un respiro.

Y en la capital del Sena coincidió con su gran amigo Carlos Fitz-James Stuart. La suya es una gran amistad, que en los últimos tiempos y por las circunstancias de la vida se ha tornado en una buenísima amistad. Un grado más en una relación que, sin embargo, según la información que manejamos, no supone que entre ellos exista compromiso formal alguno. Lo cierto es que los rumores arrecian y no es su estilo ni su cometido desmentirlos. Por ello, en este caso, el que calla no otorga. Y es que es muy tentador echar las campanas al vuelo, ya que se trata de una pareja que sería perfecta, adecuada, afín, que comparte gustos, aficiones y que se mueve en el mismo círculo social, y que en tiempos de «crisis de "glamour"» en la crónica social (con tanto personajillo venido a más) sería como un soplo de aire fresco.

Primeras imágenes juntos
Pero centrándonos en los hechos y en la realidad, la suya es, como decíamos, una buenísima amistad, muy especial, que se remonta a hace más de veinte años, a los tiempos de guateques, en los que se habló que salían juntos. Una amistad que por ahora no alberga planes de futuro y que viven con toda la intensidad que pueden (y les dejan). Un cariño que, sin embargo, disfrutan de una forma un tanto clandestina, para intentar mantenerla alejada de objetivos con discretos encuentros en el extranjero. Con todo, es, en definitiva, una amistad que pueden vivir y disfrutar plenamente, ya que ninguno de los dos tiene ataduras como para privarse de ello.

Más sobre

Regístrate para comentar