Tarde de éxito de Cayetano Rivera en su debut como torero

Fue un debut muy esperado pero Cayetano no defraudó a su público, que se acercó hasta la Real Maestranza de Caballería de Ronda, en Málaga, para disfrutar de su puesta de largo como torero. Los turistas y curiosos que se agolparon en las taquillas encontraron el cartel de "no hay entradas". La expectación era máxima, así como la responsabilidad ya que, en las venas de Cayetano Rivera Ordóñez corre sangre de grandes dinastías de la tauromaquia.

Bisnieto del Niño de la Palma, nieto de Antonio Ordóñez, sobrino nieto de Luis Miguel Dominguín, hijo de Paquirri y hermano de Francisco Rivera Ordóñez, Cayetano puso toda la ilusión de quien empieza una nueva etapa en su vida, para la que se ha preparado durante más de un año de intensos entrenamientos, y que han visto su fruto en una plaza, como la de Ronda, a la que el diestro considera como su casa.

A pesar de su debut tardío, ya que cuenta con 28 años, su vocación le viene de siempre. Cayetano comenzó toreando despacio y con remates suaves, pero siempre con elegancia y gusto a la hora de manejar la muleta. Tras una pequeña caída, que quedó en un mero susto anecdótico, el hijo de Paquirri se fue creciendo y convenció al público que le otorgó cuatro orejas y un rabo por su primera faena con el traje de luces.

Un cartel con la fotografía de los dos hermanos Rivera cuando aún eran niños, cogidos de la mano de su abuelo, Antonio Ordóñez y de su padre, Paquirri, en la misma plaza rondeña, era el adelanto a lo que fue una tarde impregnada de emoción. Las puertas de la Real Maestranza se abrieron para ver salir en hombros a un triunfal Cayetano acompañado de Francisco.

En este día tan importante, el hijo de Paquirri estuvo arropado por dos grandes maestros como son su hermano Francisco y su gran amigo Juan Antonio Ruíz, Espartaco, que compartieron con él cartel y éxito. Desde las gradas, no quisieron perderse la gran cita, su tía Belén Ordóñez ni Paola Dominguín, familiares del debutante. La duquesa de Alba llegó acompañada por Genoveva Casanova y su hijo Cayetano Martínez de Irujo. Eugenia también quiso ofrecer su cariño al debutante,aunque presenció la corrida de manera muy discreta. Quienes también asistieron al nacimiento de esta nueva estrella del toreo fueron Rafael Medina, duque de Feria y su madre Nati Abascal, así como compañeros del mundo del toro, como Miguel Baez, Litri, Javier Conde o Curro Vázquez, que estuvo presente en calidad de apoderado y maestro.

La saga continúa así de la mano de una nueva estrella que se ha abierto camino en la plaza de Ronda donde se respira historia y grandes tardes de gloria.

Más sobre

Regístrate para comentar