Victoria Beckham se sincera

El próximo 17 de abril, Victoria Beckham cumplirá treinta y un años. Treinta y un intensos años en los que la artista ha tenido tiempo de triunfar en lo profesional y en lo personal. Saltó a la fama como componente de las Spice Girls. La fama la impulsó a los brazos del amor y se casó con uno de los hombres más deseados del planeta, David Beckham. Ya son padres de tres niños. Cruz, el más pequeño, nació el pasado 20 de febrero en el Rúber Internacional de Madrid. Desde la perspectiva de una radiante madre joven con muchos sueños por delante que cumplir, Victoria Beckham concede la siguiente entrevista en la que, sincera, nos habla de sus sentimientos más profundos.
Ahora tiene tres hijos. Debe de amar la maternidad.
Es fantástica, porque te aporta una nueva perspectiva. Te hace darte cuenta de lo que realmente es importante, aunque es cansado. Pero merece la pena. Me encantan los niños y espero tener más. No ahora mismo, pero sí más adelante.
¿Por qué cree que la gente está tan interesada en usted?
No lo sé. Realmente no tengo ni idea de por qué la gente se interesa tanto por mí. Es muy raro. Quiero decir que soy muy afortunada, pero todo esto es un poco extraño.
¿Qué aspecto de su personalidad le gustaría cambiar?
Soy muy impaciente. Un poco del estilo: "¿Puedo tener esto AHORA mismo?" Sí, soy una de ésas, así es que quiero tranquilizarme. Algunas veces soy impaciente con mi madre y me siento mal conmigo misma, porque ella me lo da todo, absolutamente todo.
¿Afecta eso a sus cualidades como madre?
Creo que cuando tienes un bebé te preocupas todo el tiempo y si algo fuera mal sería la peor cosa que te puede suceder. No puedo siquiera imaginármelo.
¿Se toma en serio todo lo que dicen en los medios de comunicación?
La gente escribe historias en los periódicos que no son ciertas y pueden ser muy personales. Eso me molesta bastante; estaría mintiendo si dijera que no me molesta. Soy humana. Enfada a mi madre, a mi padre y a David, lo sabes cuando la gente es tan negativa. Me tomo a mi familia muy, muy en serio pero puedo hacer bromas sobre mí. Pienso que hay mucha gente ahí fuera que está haciendo bromas sobre mi y si no puedo hacerlo yo misma sería muy triste.
¿Hace bromas sobre la prensa o la prensa sobre usted?
No creo que la gente haga bromas de nadie. La publicidad no es algo que esté ahí y tú puedas coger y elegir cuando la quieres y cuando no. Sabes, la fama puede marcharse tan rápido como te puede haber llegado y al final del día puedes necesitar la prensa tanto como ella te necesita a ti.
¿Qué le gustaría decir a la gente? Usted es siempre muy educada...
Sí, porque al final del día la prensa no quiere que seas educada, ya que eso le da otro titular. Sólo hago lo que tengo que hacer y después me voy a casa y me reúno con mi familia.
¿Entonces tiene mal carácter?
Tengo mal genio, pero no dejo que la gente lo vea. Estoy tratando de controlarlo un poco. Cada vez es más duro y más difícil emplear a personas de confianza. ¿Verdad? Por supuesto, pero no hay nada que hacer. Cuando las personas sólo quieren hacerte mal, es difícil encontrar gente en quien poder confiar.

Más sobre: