Isabel Preysler, espectacular en la fiesta del año en Mallorca

Por otra parte, estaban Emilio Ibarra y su esposa, Matías Cortés, la peletera Elena Benarroch, Mari Luz Barreiros, Marina Castaño, Boris Izaguirre y la actriz Loles León.

La fiesta, que estuvo amenizada por el grupo flamenco Arte y Compás, se inició a las nueve de la noche y se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

Almuerzo de despedida en Puerto Portals
Al día siguiente de la fiesta celebrada en la propiedad de Cristina Macaya —que hace tiempo mantuvo una relación con Plácido Arango, presente, como hemos dicho, en la celebración—, Ricado Cisneros, de cincuenta y ocho años, divorciado y padre de cuatro hijos, y su esposa, Annabelle, de cincuenta y dos, también divorciada, y a quien acompañaron a Mallorca los dos hijos nacidos de su anterior matrimonio, ofrecieron un almuerzo, a modo de despedida (se irán de luna de miel por Oceanía) a sus invitados en Puerto Portals, concretamente, en el restaurante Flanigan.

Como el día era bueno, lo que invitaba a pasear, anfitriones e invitados aprovecharon para dar una vuelta por los muelles de Puerto Portals más próximos al lugar en el que se iba a celebrar el almuerzo. Así pudimos ver a Isabel Preysler con Miriam Lapique; a Carmen Martínez-Bordíu conversando con Plácido Arango; a Gustavo Cisneros con su esposa, Patricia, que se ocupa personalmente de la más completa colección de arte latinoamericano del mundo; a María Castaño, viuda de Camilo José Cela, que llevaba un pequeño apósito en la ceja izquierda, cubriendo una pequeña herida que se hizo al caerse a su llegada a Mallorca, y a Ricardo Cisneros y Annabelle Sisó con los dos hijos de ésta y con Cristina Macaya.

Como detalle final destaquemos el hecho de que la diseñadora venezolana Carolina Herrera, gran amiga de Annabelle Sisó, fue quien le hizo a ésta el traje de novia para su boda en Miami.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más