Última entrevista con José Gómez, Mister España 2004, antes de terminar su reinado

Tiene 27 años, estudió Turismo y módulos de Nutrición y Formación Física. Su hobbie es la moda, mundo en el que empezó muy joven, con 16 años, aunque lo que de verdad le atrae es la comunicación. Hace apenas cinco meses, fue elegido Mister Bizkaia y dejó su trabajo como relaciones públicas en varios gimnasios de Bilbao para presentarse al certamen de Mister España. Y lo ganó. Desde entonces, la vida de José Gómez ha dado un giro de 360 grados: ha dejado su casa, su familia y una vida tranquila para embarcarse en un corto reinado que, según confiesa, "ha aprovechado al máximo". El título ha supuesto, para él, una oportunidad de "cumplir los sueños que creía no se harían nunca realidad". Antes de dejar su corona en otras manos, el próximo día 19, aprovecha para descansar unos días y plantearse un nuevo futuro.

¿Cómo estás viviendo estos días antes de dar el relevo a tu sucesor?
Me emociona dejar el título, por haber conseguido que este año se televise por primera vez la elección. Estos días los estoy viviendo como siempre, sigo preparándome para lo que me gusta, la comunicación e intento ver el futuro que voy a poder tener. Espero que la semana que viene, cuando vaya a Marina D’Or, tenga muchas más emociones.
¿En qué te ha ayudado el título de Mister España?
El título te ayuda a conocer gente y a que te conozcan y vean que eres una persona que se lo está tomando en serio y que quiere ser un profesional. Te ayuda a dar ese primer paso.
¿Y también te ha perjudicado en algo?
Te perjudica porque la gente tiene una idea del Mister que no es la adecuada. Los Mister tenemos estudios, no somos chicos que nos hayamos centrado sólo en la belleza y en el cuerpo. No creo que a mi me eligieran por ser el más guapo, sino que vieron que iba a poder defender bien el título de Mister España.
Tu reinado ha durado apenas unos meses, ¿no te da pena que acabe tan pronto?
He aprovechado estos meses lo máximo posible. Yo aposté desde el primer momento porque se empezara a televisar la elección y si la única manera de conseguir que el certamen de Mister llegue al mismo nivel que el de la Miss, es que yo tenga que perder unos meses me parece lo más correcto. De todas formas, hay que demostrar que eres un profesional y eso se demuestra tanto en cinco meses como en un año.
¿Qué has aprendido en este tiempo de reinado?
He aprendido mucho, todo lo positivo que se puede aprender de la gente de televisión. Incluso me he interesado en aprender a manejar una cámara por si en el futuro me hacía falta.
¿Ha habido sólo cosas buenas?
A mi me gusta rodearme de gente buena y que me apoya. Lo negativo lo dejo a un lado siempre y no ha habido nada realmente malo. Lo único de lo que te das cuenta es de que la gente quiere hacer su trabajo lo mejor posible, pero lo que le piden. Si las mujeres españolas no piden un Mister España, que se vea normalmente en los medios, tampoco te van a reclamar.

Más sobre

Regístrate para comentar