'Inconscientemente ambiciosa'
¿Puedo aplicarte aquello de «mis deseos son órdenes para mí»?
—Me defino como una persona inconscientemente ambiciosa. No me doy cuenta de la magnitud de mis deseos hasta que no los veo cumplidos. Estoy muy orgullosa de cómo he ido haciendo las cosas.
¿Qué produce un chasquido en tu alma?
—Una charla con alguien a quien acabo de conocer y con quien de repente conecto, un niño, la paz de la sabana africana, una frase en el momento adecuado en un libro que no te estaba gustando demasiado...¡Tantas cosas!
¿Superviviente o vividora?
—Superviviente de profesión y vividora de vocación.
¿Contra un traidor?
—Justicia. Soy una sagitario muy convencida, y mi sentido de la justicia es aplicable a todas las facetas de la vida. No tolero ni una sola traición. Pido cuentas, y si puedo, las ajusto.
¿Ante el dolor?
—Fuerza interior, dejarte querer y cuidar.

'Me ponen colorada los piropos'
¿Frente al amor?
—Depende del tipo de amor. Sobre todo eso.
¿Un momento para el pudor?
—Los piropos. Me ponen roja…
¿Defensora de la cirugía estética?
—Defensora, en primer lugar, de la vida sana, los buenos alimentos y el deporte. Muchos de esos complejos estéticos se solucionarían con una vida más activa y algo de voluntad.
Una cosa es la alimentación adecuada y otra la cirugía, Paula.
—Estoy a favor de optar por la cirugía estética si no hay otra vía menos agresiva, pero siempre con responsabilidad. Un quirófano no es agradable para nadie. Hay que estar muy segura de tener toda la información necesaria, y lo más importante, buscar un profesional serio.
Lógica o visceral?
—Lógica, práctica y absolutamente racional, aunque en el tema de amoríos sí me dejo llevar por los impulsos y emociones.
¿Impulsiva o analítica?
—Una vez analizada la situación, me dejo llevar por los impulsos, ¿o será intuición?
¿Curtida en cien batallas?
—Y en alguna pequeña guerra, pero cada vez lo relativizo todo más. Es una perspectiva que he aprendido a observar desde que hago este programa. Desde lejos, a veces, hay cosas que se ven mejor.
Aparte de que todo puede ser muy relativo.
—Así es. Ya no me cojo berrinches o disgustos como antes, ni defiendo mis ideales de una manera tan radical.

Más sobre

Regístrate para comentar