Anna Kournikova, en el juicio contra su acosador: 'Yo estaba totalmente aterrada'

La pasada semana,William Lapeska,un vagabundo aparentemente desequilibrado que había sido detenido cuando,al parecer, intentaba entrar desnudo en la propiedad que Anna Kournikova tiene en Miami —gritando después,cuando se lo llevaban los agentes:«Anna, sálvame »—,compareció en la Corte de Justicia de la citada ciudad,donde también se tuvo que personar la famosa tenista,que,a la vez que mostró numerosos «emails » que Lapeska le había enviado con anterioridad,le dijo a la juez:«Yo estaba totalmente anonadada,aterrada y muy preocupada por mi seguridad ».

La primera decisión de la juez fue ordenar al acusado no acercarse a menos de 300 metros de Anna. Sin embargo,en caso de que no se demostrase que está desequilibrado —tras detenerle fue ingresado en un psiquiátrico,poniéndole una fianza de 250.000 dólares —, podría prisión.No simplemente por el presunto acoso,sino por ataque a agentes de policía,resistencia a ser detenido y exhibicionismo.

Se tatuó el nombre de la tenista
Según la Policía,Lapeska —los hechos tuvieron lugar el pasado 30 de enero — creyó que Anna Kournikova le había dejado abierta la puerta de su residencia para que entrara. El vagabundo nadó,al parecer,200 metros para llegar a Sunset Island,la exclusiva zona en la que vive la tenista.

William Lapeska fue encontrado desnudo nadando en la piscina de otra propiedad contigua a la de la tenista,y según Daniel Morgalo, uno de los policías que le detuvieron, «creía que Anna le había dejado a la puerta ropa para que se vistiera ». Asimismo, el citado agente dijo que Lapeska les contó que estaba enamorado de Anna Kournikova. Por otra parte, se ha podido saber que el acusado se hizo tatuar el nombre de la tenista en uno de sus brazos.

Más sobre: