Todos los detalles y anécdotas de la exclusiva celebración de Ronaldo y Daniela

Del brazo de su padre y padrino, Daniela hizo su entrada en el «templo ». Estaba deslumbrante, con un impresionante vestido firmado por Valentino en blanco roto de línea sirena, pronunciado escote y original corte en las mangas que dejaba los hombros al descubierto. Daniela llevó el pelo suelto, con sólo un prendedor para sujetar el velo, y llevó un ramo compuesto por un popurrí de flores blancas tipo «bouquet ». En el remedo de «altar » (un escenario hacia el que miraban 250 sillas doradas) le esperaba Ronaldo, que para la ocasión eligió un clásico chaqué firmado también por Valentino. Estaba feliz.

Las bodas de Canaán y el ‘Ave María’, de Schubert
Un pastor evangelista brasileño ofició una suerte de «ceremonia »,en la que citó el pasaje de la Biblia referente a las bodas de Canaán y un quinteto cantó el «Ave María »,de Schubert. Como formulario de compromiso, preguntó a los contrayentes:«¿Quieres hacer feliz a Daniela?».«¿Quieres hacer feliz a Ronaldo?».Dijeron que sí, claro, y se intercambiaron las alianzas, compradas en Tiffanny ’s, la mítica joyería de Nueva York. En el intercambio de anillos, Daniela se emocionó, mientras que Nelio, el hermano de Ronaldo, no paró de llorar en toda la ceremonia. Por parte de la novia, oficiaron como «testigos » sus padres y sus abuelos, mientras que por parte del novio lo hicieron su hijo, Ronie,Jr.; los padres del jugador (con sus respectivas parejas) y los presidentes del Real Madrid y del Milán, el citado Florentino Pérez y Massimo Moratti. Terminada la ceremonia, los invitados pasaron a los fastuosos salones del castillo, adornados con un jardín de flores rojas, donde se sirvió el banquete. Los novios se sentaron, en una mesa estilo imperial para 40 personas, junto a sus respectivas familias, mientras que los demás invitados se las vieron y se las desearon para encontrar un lugar donde acomodarse, ya que en el último momento la cifra de convidados se disparó.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más