Chábeli y Julio Iglesias Jr., confidencias en un parque en las afueras de Nueva York

"Tengo un fuerte carácter"
—A tenor de lo que ha sido y es tu vida, tendrás que ser agradecida, Chábeli.
—Doy gracias a Dios todos los días. Habiendo tanta gente que no tiene nada y yo teniendo a mi familia, a mi marido y a mi hijo. Agradezco, sobre todo, que mi hijo haya salido adelante como lo ha hecho. Ese es el mayor regalo que he tenido.

—Hablando de hijos, ¿ves tú mucho a tu padre?
—No todo lo que me gustaría.

—Os parecéis bastante.
—¿De verdad?

—En la manera de hablar, desde luego, aunque también tienes mucho de tu madre.
—Es cierto.

—¿Es fácil la convivencia con Chábeli Iglesias?
—Sí, pero yo no me considero una persona fácil. Lo digo honestamente. Tengo un fuerte carácter. Lo sé. No me engaño. Soy una persona bastante compleja, pero, al mismo tiempo, no tengo dobleces ni tampoco soy una mujer malhumorada. Para nada. Casi siempre estoy de buen humor.

—Pero si alguien te busca, te encuentra.
—Cuando me enfado, y sucede muy pocas veces, prefiero rehuir la pelea y quitarme de en medio. Odio las disputas. Nunca me han gustado, y además, no te llevan a ninguna parte.

«Sentirme a gusto con mi peso»
—Tu abuelo paterno, el doctor Iglesias, es un hombre con un gran sentido del humor.
—Es muy divertido. Siempre hace lo que quiere.

—Mira que tus padres, sobre todo tu madre, han tenido que bregar contigo, Chábeli.
—Sí, y ahora que soy madre me doy cuenta de lo mucho que he hecho pasar a mis padres conmigo.

—La moda te gusta poco, ¿verdad?
—Poco, la verdad. Soy feliz con un vaquero y un jersey. Tengo mi propio estilo y no me gusta copiar a nadie. He sido yo siempre. Por ejemplo, hoy en día, a casi todas las mujeres les obsesiona el peso, y a mí lo único que me importa es sentirme bien y a gusto con mi peso.

—¿Qué tienes en común con tu madre?
—Que mi madre es perfeccionista y que le encanta la tranquilidad de su hogar.

—O sea, que eres casera.
—Al contrario de lo que piensa la gente, siempre lo he sido. Por eso me gusta tener la casa muy cómoda, ya que es donde paso la mayor parte del tiempo.

Más sobre

Regístrate para comentar