Cari Lapique habla del difícil momento causado por el romance de Carla y Francisco Rivera

Cari Lapique ha roto su silencio de meses para hablar, aunque sólo en parte, de los difíciles momentos vividos en su familia a finales del pasado verano. Recordemos que fue entonces cuando se conoció el romance de su hija Carla con Francisco Rivera Ordóñez. Hasta entonces la familia Goyanes-Lapique había sido un gran apoyo tanto para Francisco como para su aún mujer, Eugenia Martínez de Irujo que aseguró sentirse traicionada en su amistad.

En sólo unos días, Carla y Francisco rompían su relación y la joven, de 21 años, se veía, sin quererlo, convertida en centro de atención. "La mentira -asegura ahora Cari sobre esas semanas-tiene las patas muy cortas como yo siempre he ido con la verdad por delante estoy muy tranquila y lo único que a veces tarda mucho en llegar pero llega". Cari fue entrevistada en El programa de Ana Rosa que Ana Rosa Quintana presenta en Antena 3 televisión y allí, por primera vez, aclaró como fueron para ella esos días: "El mes de septiembre era muy duro. Era una decisión importante pero yo pensé que no podía llevar una vida normal cuando tiene semejante acoso. Estaba en el ojo del huracán por una circunstancia que esa no es su vida normal ni lo va a ser y había que poner un poco tierra de por medio porque a los veintiún años yo nunca quería que cambiaran a mi hija y quería que siguiera siendo una niña normal, como lo que es. Que siguiera con sus estudios. Yo pensé que le iba a dar mucho más equilibrio estar en París, tener que acudir a una clase que en el fondo no le iba a servir para mucho porque nunca pudimos arreglar que se examinara allí. Estábamos fuera de plazo y nunca lo pudimos arreglar. Ha sido una experiencia positiva pero muy dura tanto para ella como para nosotros".

Carla pasó el primer trimestre de curso en París asistiendo como oyente a la Universidad, una experiencia que Cari valora positivamente: "Ha estado viviendo sola, hemos ido a verla. La echábamos mucho de menos a ella. Ha aprendido a vivir sola. A hacerse la comida, hacerse la cena, ir a una Universidad que no es la suya, a vivir y a luchar sola que también es muy importante".

Y si en su momento se especuló con la posible influencia de Cari en el noviazgo de su hija con Francisco, ella aclaró: "Mis hijas tienen veintisiete y veintiún años y por mucho que lo intentes...Me pongo en plan madre pero no me hacen absolutamente ningún caso. Yo les digo lo que yo pienso que la lealtad es importante, que no mientan nunca y que se enamoren de quien quieran porque aparte sería inútil. Unos amores te hacen más ilusión que otros, como es lógico, pero nunca me metería, procuraría apoyarlas y ayudarlas. Tendría que ser la cosa muy dura para que yo me fuera a meter en nada que ellas decidan, que las vaya a hacer felices. Tienen que estar preparadas porque desengaños amorosos tienen que pasar por bastantes".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más