Melania Trump, anfitriona perfecta en su primera fiesta tras contraer matrimonio

Sólo ha pasado una semana desde que celebraron su boda con de esas fiestas que cuesta olvidar y los nuevos señores Trump ya han organizado una nueva velada en su casa de Mar-a-Lago, en Palm Beach, la misma en la que tuvo lugar el banquete de su enlace. Donald y Melania Trump abrieron las puertas de su mansión a sus vecinos y amigos por una buena causa, una gala benéfica con fondos destinados a la Cruz Roja.

Melania, espectacular con un vestido rojo, ejerció por primera vez como anfitriona tras contraer matrimonio con el afamado magnate. La pareja abrió además el baile, tal y como hicieron el día de su boda. Mar-a-Lago es también la sede de un selecto club privado creado por Trump y es habitual que en sus salones y jardines se organicen este tipo de fiestas que en esta ocasión estaba destinado a recaudar fondos y proporcionar ayuda, educación y servicios a la comunidad de Palm Beach.

Por el momento, el feliz matrimonio no ha podido tener unos días de luna de miel debido a los múltiples compromisos de Trump. Si han hecho saber, en cambio, que desean formar una gran familia. Donald es padre de cuatro hijos, los tres mayores, Donald Jr., de veintiséis años, Ivanka,de veintitrés, y Eric, de veintiuno, nacidos en su matrimonio con Ivana y la pequeña Tiffany, de once años, hija de Marla Maples. Para Melania este es, en cambio, su primer matrimonio y Donald ha dicho que le gustaría tener "uno, dos, tres, cuatro o cinco hijos más".

Más sobre: