Donald Trump reunió a sus cuatro hijos el día de su boda con Melania

Donald Jr. y Eric fueron los padrinos de su padre, Ivanka fue la encargada de realizar la lectura evangélica durante la ceremonia y la pequeña Tiffany ocupó uno de los asientos principales. Donald Trump reunió a sus cuatro hijos, a los que está muy unido, el día de su boda con Melania Knauss y todos tuvieron papeles muy importantes en el enlace de su padre. Los dos hijos varones Donald, de 26 años, y Eric, de 21, vestían, al igual que su padre, un smoking negro. Ambos, como también Ivanka, de 23 años, nacieron en el primer matrimonio del magnate, con Ivana Trump.

Ivanka es quizás la más conocida de los hermanos ya que cuando tenía dieciséis años estuvo trabajando durante una temporada como modelo. Es alta y bella, como su madre, y para la boda de su padre eligió un diseño de Carolina Herrera en color rojo coral. La joven acudió acompañada de su novio desde hace más de un año y medio, James Grubelmann. La menor de los hermanos es Tiffany. Tiene once años y nació en el segundo matrimonio del financiero con la modelo Marla Maples. Tiffany es una preciosa niña rubia, de pelo rizado y muchas pecas. Para la boda de su padre lució un vestido ‘más de mayor’, de color verde, con escote halter anudado tras el cuello y un broche de brillantes adornando su escote.

Los cuatro hermanos compartieron mesa durante el banquete nupcial. En el centro estaban Donald y su novia, Vanesa, a la derecha de Donald, Ivanka con su novio, a la izquierda del hijo mayor, Eric con su novia y, a continuación, Tiffany.

Más sobre: