Blanca Romero: 'Soy una cantante que está empezando desde abajo'

Una mujer de las que, cuando la pisan, salta ¿no?
Si me pisan, me escapo. No me defiendo en el sentido de ir al choque.
Dinos un rasgo de tu carácter.
Soy súper inconformista. Y eso es un problema muy grande porque consigo una cosa y quiero inmediatamente la siguiente... y la siguiente. No me paro nunca. Creo que si me paro me muero.
¿Sueles mirar atrás?
Nunca, siempre hacia delante. Por otra parte, lo de atrás lo borro muy pronto. Tengo un típex en el corazón y en la cabeza.
El mundo de la moda es duro, pero el de la música no le anda a la zaga ¿verdad?
En la música estoy pasando por los mismos escalones por los que pasé cuando empezaba como modelo: inseguridades, los mismos portazos que recibía en el mundo de la moda. Por otra parte, te encuentras también con la misma gente sin sensibilidad algo que, gracias a Dios, también queda compensado con personas sensibles que, de pronto, te encuentras un día y te sientes compensada.
Pero en la moda tú subiste como la espuma, Blanca.
Como la espuma... en París, sí. En España, no. La gente en nuestro país no sabe muchas veces valorar, ni ayudar, ni cuidar, ni empujar al que empieza. Valoran, por el contrario, más lo de fuera que a lo de dentro.
¿Y en la moda cómo te va?
Muy bien. Estoy recuperando el mercado que perdí cuando me casé. Digo esto porque, como saben los profesionales de este medio, hay ocasiones en que a algunas firmas no les gusta un cierto tipo de popularidad.
¿Es cierto que te ofrecieron hacer junto a Antonio Banderas la película Femme Fatal de Brian de Palma?
Totalmente cierto que me hablaron del tema. Me daban el papel de una sumpermodelo y modelo lo soy ya todos los días sin que tenga que actuar. La verdad es que no acepté el papel porque no me convenció. Y no me arrepiento de haber dicho que no.
En otra ocasión se dijo que ibas a hacer un capítulo de una popular serie de televisión de nuestro país.
Eso fue cierto, pero me eché atrás porque es algo que no me llama. Lo que sí tal vez haga, más adelante, es cine. Me han hablado de un papel en el haría de profesora de flamenco y también tendría que bailar. La idea me atrae.

Más sobre

Regístrate para comentar