Telma Ortiz camino de Asia con la Cruz Roja Internacional

EL pasado sábado 15 de enero, Telma Ortiz ponía rumbo al Sudeste asiático, vía Amsterdam, para colaborar en las labores de ayuda y recuperación de los países asolados por el maremoto. La cuñada del príncipe Felipe se subía al avión casi a la misma hora en la que los príncipes de Asturias despedían el buque «Galicia», también en misión humanitaria y con el mismo destino, en el puerto de Alicante.

Jesús Ortiz fue a recoger a su hija a casa de su ex esposa, Paloma Rocasolano, para llevarla hasta el aeropuerto de Barajas y ayudarla con el equipaje. Telma iba cargada con varios paquetes y maletas con material humanitario que necesitarían a su llegada.

En el aeropuerto, la hermana de doña Letizia se reunió con sus compañeros y ella misma facturó el equipaje, menos una mochila que llevaba su padre y que antes de entrar en la sala de embarque éste le dio y ella se colocó a la espalda para llevarla a mano durante el viaje.

La economista, de treinta y un años, llevaba cazadora con el logo de la Cruz Roja, vaqueros y botas de montaña, y en una de sus manos, el «Manual de gestión económica de proyecto de cooperación internacional de la Cruz Roja», para ir leyéndolo en el trayecto.

Emocionada despedida
El suegro del príncipe Felipe, que está muy orgulloso de sus hijas, estuvo en todo momento pendiente de Telma, a la que ayudó en todas las gestiones que tuvo que hacer en el aeropuerto madrileño. Padre e hija, que están muy unidos, se abrazaron muy emocionados ante la puerta de embarque.
Telma Ortiz, que no sabe aún cuántos meses estará en el Sudeste asiático, estaba muy emocionada y nerviosa por este viaje, ya que a ella le gusta estar siempre al lado de las personas necesitadas porque es muy solidaria y caritativa, aunque temía ver el panorama que les esperaba allí, pero como es una enamorada de su trabajo, estaba deseando ponerse manos a la obra. La joven y sus compañeros forman parte del contingente que España envía para ayudar a los damnificados asiáticos.

Antes de la gran catástrofe, la hermana de doña Letizia ya había comentado que le gustaría continuar con su labor humanitaria en Asia, tras haber estado unos meses en el Congo y en Cabo Verde. Ahora, después de la tragedia, la joven asturiana no ha dudado ni un solo momento que su puesto está en ese continente.

No es la primera vez que Telma participa en labores de ayuda en catástrofes naturales. A finales de 1999 estuvo en Venezuela, ayudando a los damnificados por las grandes inundaciones de aquel año.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más