Tras su vuelta a la televisión Ana Rosa Quintana confiesa: 'Nunca me he operado de estética'

Ana Rosa Quintana ha comenzado el año con muy buen pie. Además de disfrutar de una excelente etapa personal junto a su marido, Juan Muñoz, y sus tres hijos, Alvaro, el mayor, que ya ha cumplido dieciocho años, y los mellizos, Juan y Jaime, de dos meses, la popular periodista ha regresado a la pequeña pantalla de la mano de Telecinco con el espacio El programa de Ana Rosa, donde fue entrevistada.

—Ana, ¿cómo ha sido tu vida en estos dos últimos años? Primero fue el embarazo…
Eso lo conté en su momento. Habíamos hablado del tema, pero cuando vinieron los niños, pensamos la boda para dos meses más tarde.

—Cuando tuviste alguna falta, ¿tenías claro que era un embarazo?
Sí, claro. Las mujeres puntuales lo tenemos muy claro.

—¿Juan, tu marido, qué dijo?
Se puso muy contento.

Esa es la persona

—¿Por qué te casaste con Juan?
Porque soy una persona adulta y he decidido que Juan sea el hombre de mi vida para siempre. Cuando llevas mucho tiempo con una persona, te levantas bien con la misma, a la que respetas, quieres, le lees el pensamiento, respiras de la misma manera, sabes que es ‘la persona’. Puede salir bien o mal, pero creo que va a salir bien.

—¿La diferencia de edad nunca pesó en vuestra relación?
Las cosas pasan en la vida y se lo digo a todas las señoras: en cualquier momento de la vida se puede empezar una relación, se pueden tener hijos, se puede tener nuevo trabajo y se pueden tener nuevos amigos. Hay doscientas mil personas que acaban de desaparecer de la faz de la Tierra, así que qué sabemos nosotros qué va a ser de nuestra vida. Vivamos hoy lo que queramos vivir.

—Has demostrado que a cualquier edad uno puede empezar una nueva vida.
Hay que saber que se puede hacer.

—¿Has estado mucho tiempo de tu vida en pareja?
Sí, pero también he estado sin ella y no por eso he sido menos feliz. Ahora soy más feliz.

—¿Te han felicitado tus otras parejas?
Sólo he tenido una pareja en mi vida, que es mi actual pareja.

—Ahora estás instalada en el bienestar económico.
Sí, pero las he pasado canutas, de no tener ni para ir a la compra.

—Por ejemplo…
Hubo un momento de mi vida en el que tuve que alquilar una casa porque no tenía una propia. En la televisión, de repente, un día no hay programa y ya no cobras. No tenía dinero. Pero siempre he tenido el apoyo de mi familia y tenía un niño pequeño. Ahí reaccionó todo el mundo: mi familia, el padre de mi hijo. Fue estar en una casa, con las cajas de la mudanza, con un niño pequeño…

—¿Recuerdas cómo eras en ‘Veredicto’?
Seguro que era mucho peor que ahora. Ha pasado el tiempo, la moda. Tengo la cara más redondita y el pelo negro.

—¿Dónde te has operado?
Es una pregunta imposible. No me he operado nunca jamás, y reto a un cirujano plástico para que me vea.

—¿Sigues algún tratamiento de belleza?
Tratamientos de belleza me hago todos.

—¿Nunca has sentido la soledad?
Tengo muchos amigos y no sé lo que es la soledad. Bueno, sí que hay muchos momentos, pero ahora no.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más