Nueva York es una ciudad muy frenética. ¿Cree que hay tiempo para hacer amigos de verdad?
—La amistad aquí es distinta. Quizá te comunicas más por correo electrónico o por móvil, ya que frecuentemente estás de un lado a otro. En Europa, los amigos se reúnen más a menudo para cenas íntimas, fiestas...

¿Cuáles son sus metas?
—Siempre he tenido las ideas muy claras y sé lo que me gusta y lo que no me gusta. Estudié Diseño y Arquitectura.

¿Considera que ha llegado a un punto en la vida en el que le gustaría asentarse?
—Sí, porque llevo ocho años en Nueva York y me encanta la energía de esta ciudad, su diversidad y también su belleza. Aquí he encontrado el amor, ya que Donald y yo compartimos nuestra vida, y estoy deseando casarme. De modo que aquí me siento como en casa y es aquí donde quiero construir mi vida.

¿No le da miedo estar con un hombre tan poderoso como Donald Trump? Es un hombre de éxito, interesante, pero también muy fuerte.
—No, no me da miedo. Llevamos juntos cinco años y el hecho de que tenga una personalidad fuerte nunca ha supuesto un problema, porque yo también la tengo. Incluso si quisiera cambiar, no sabría hacerlo. Donald y yo creemos que a veces un hombre está detrás de una mujer y una mujer detrás de un hombre. Somos iguales en nuestra relación porque es muy equilibrada. Él me deja ser como soy y yo le dejo ser como es. Creo que para tener una relación sólida debe haber química, ser buenos amigos y apoyarse el uno al otro. Es necesario ser compatibles, compartir los mismos intereses y objetivos.

¿Espera con ansia su futura boda?
—Así es, y nos gustaría tener niños algún día. Cuando los tengamos, creo que tendremos que dedicarles tiempo y nuestra vida tendrá que cambiar, ya que nos centraremos en nuestra familia. Ahora estamos muy, muy ocupados. Quiero darle a mis hijos los valores adecuados. Es muy triste para un niño no tener el amor y la ternura de una madre.

Las creencias religiosas tienen algún significado para usted?
—Sí la tienen. Crecí en un país comunista, así que era un estilo de vida distinto, pero tienes que creer en algo. Me gusta ir de vez en cuando a la iglesia, porque me aporta un sentimiento distinto, en especial las catedrales europeas.

¿Qué cualidad admira más en una persona? —Donald ha dicho una vez que es mucho mejor padre que marido. ¿Algún comentario?
—Puede que eso cambie. Tienes que estar con la persona adecuada para ser un buen marido o esposa

Más sobre

Regístrate para comentar