La princesa de Hannover posó para su gran amigo el diseñador, y fotógrafo de excepción, Karl Lagerfeld

La salud del príncipe Raniero
Si los monegascos se han alegrado estos días de tener, de alguna manera, de nuevo en casa a la glamourosa princesa, no es menos cierto que en todos está viva la preocupación por el príncipe Raniero, su soberano. Cierto que —tal y como Estefanía cuenta en páginas precedentes de este mismo número— el príncipe Alberto ha salido al paso de rumores que apuntaban a un notable agravamiento de su estado de salud, pero no es menos cierto que nadie ignora que Raniero, que ya tiene ochenta y un años, se ha tenido que someter a cuatro operaciones de corazón en los últimos cinco años.
La ausencia del príncipe reinante en los actos del día de la Fiesta Nacional de Mónaco supuso para los monegascos un notable sobresalto y un toque de alerta. Esto, unido a una noticia aparecida en el diario francés «Le Figaro», en la que se hablaba de graves complicaciones pulmonares, hizo que la inquietud aumentara.
Por otra parte, la escasa información ofrecida sobre el estado de Raniero al estar internado durante varios días el pasado noviembre, hizo que la preocupación de la gente creciera. Cierto que se dijo que se trataba tan sólo de una infección de los bronquios, pero todos son conscientes de que la salud del príncipe está bastante debilitada.
Sea lo que fuere, hay una cosa clara: el príncipe Raniero sigue al frente de los destinos de Mónaco y, al parecer, unas últimas informaciones apuntan a que aunque su restablecimiento avanza muy lentamente, no hay fundado motivo para la alarma.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más