El próximo año sonará para Cayetano Rivera Ordoñez la hora de la verdad

El año 2005 será cuando Cayetano Rivera Ordóñez va a ver hecho realidad su sueño de ser torero, algo para lo que se viene preparando intensamente, en lucha —todo hay que decirlo— contra la edad que tiene: veintisiete años. Pero nunca es tarde si la casta es buena. Y por las venas del hijo menor de Francisco Rivera, "Paquirri", y Carmen Ordóñez corre la sangre de tres de las dinastías toreras más importantes que ha dado nuestro país: los Ordóñez, los Dominguín y los Rivera.

Se llama Cayetano, como su bisabuelo "El Niño de la Palma", aquel del que se hizo famoso un artículo que lo consagraba como torero y que empezaba así: "Es de Ronda y se llama Cayetano". Nacido en Madrid el 13 de enero de 1977, Cayetano Rivera Ordóñez ha concedido una entrevista a la revista "6 Toros 6", en la que, entre otras muchas cosas, afirma: "He decidido probar suerte. Tengo factores en contra, como empezar algo tarde, pero también a favor, como tener claro qué es lo que quiero y cómo lo quiero. Eso va a marcar mi forma de hacer y me va a identificar más con empeño... Cada vez estoy más contento de haber tomado la decisión y de haberlo hecho precisamente ahora, porque veo las cosas desde otra perspectiva más madura".

Todo en su vida le hablaba del mundo del toro. "Recuerdo —nos decía en una ocasión— que cuando era muy niño, mi padre me llevaba a hombros a torear vaquillas". Y otra vez nos confesaba: "En los comienzos de mi hermano, yo le hacía de toro en el jardín de nuestra casa de Madrid". En realidad, Cayetano debutó como novillero sin picadores el 12 de abril de 2003, en un festival que se celebró en Zahara de los Atunes, en homenaje a su padre. Y aquella vez ya demostró trazas de buen hacer. Precisamente días antes de aquel debut conversábamos con Cayetano Rivera, que nos decía: "Alguna vez había comentado con mi abuelo Antonio Ordóñezque tenía ganas de torear en un festival.

Y él siempre me decía: "Pues te preparas y toreas". Se preparó, toreó y decidió seguir preparándose. (Cuando, en aquel momento, le preguntábamos si pensaba seguir, nos decía: "Voy a responder una cosa que le oí a mi abuelo Antonio Ordóñez: "Lo más seguro es que... ¡quién sabe...!".) Hoy parece que lo tiene ya claro. Y lo tiene porque, además de los consejos que le da su hermano, Francisco, ha estado contando con el asesoramiento de su tío Curro Vázquez, del maestro Juan Antonio Ruiz, "Espartaco", y del padre de éste, Antonio Ruiz. "Son cuatro personas —explica en "6 Toros 6"— con cuatro conceptos distintos, y cojo lo que me gusta de cada uno para intentar ser... yo mismo, el torero que yo siento. He elegido, con mucho aún por recorrer, el camino que a mí me gusta.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más