Rocío Carrasco: 'Con la enfermedad de mi madre me he sentido mal pero he tenido a Fidel'

Dentro de unos días, Rocío Jurado regresará a Madrid para pasar la Navidad en familia tras haber pasado los tres últimos meses en Houston, en el centro Andersen, tratándose la grave enfermedad que padece. La artista está muy recuperada, ha perdido algunos kilos pero el tratamiento ha sido un éxito y tanto ella como su familia están muy satisfechos con el resultado. Su hija mayor, Rocío Carrasco, habló con la periodista María Teresa Campos sobre la salud de su madre, entrevista que reproducimos a continuación:

- Le dijiste al médico: ‘A mi me puede usted decir la verdad porque yo tengo veintisiete años pero llevo ya muchas cosas en mi vida y quiero que me diga a usted la verdad porque puedo salir adelante con lo que haya que salir y luchar con lo que haya que luchar’
- Hombre, yo prefería en un primer momento que me dijeran la verdad que no ir enterándome a cuentagotas porque pienso que las cosas hay que afrontarlas tal y como vengan.
- Se ha dado un tratamiento que nos ha llamado la atención porque ni siquiera se le ha caído el pelo.
- Ella está muy bien, está un poco más delgada pero tiene una delgadez sana. Está muy guapa y está muy bien de ánimo que es muy importante y está todo el día con bromas y me llama y se ríe.
- ¿Y José ¿cómo está?
- Muy bien también. Él ha pasado lo suyo, hemos pasado todos. Ha estado al lado de ella el tiempo que ella ha estado fuera, él está bien porque también es una persona que por la profesión y por los percances que ha sufrido en su vida... Lo que pasa es que no es lo mismo que te pase a ti a que pase a una persona que tu quieres. Tiene una forma de ser muy fuerte y va hacia delante también.
- Después de este horror del verano acá, poder tener una Navidad feliz era una cosa muy deseada ¿no?
- Sí, todo el mundo quiere cuando lleguen estas fechas poder estar con los suyos y que todo el mundo esté bien, nos acordamos de los que no están. En este caso es alegre.
- Es muy particular la Navidad en casa de los Jurado, tu madre me lo contó y me dijo que ella salía habitualmente con el niño y cantaba un villancico cuando estabais todos
- Yo recuerdo que el día 24 por la noche, estar todos cenando en la bodega de su casa y al llegar las doce menos cinco y ella desaparece de la cena. Ella se va a su dormitorio donde tiene una manta de chinchilla con un niño Jesús de porcelana, entonces apaga todas las luces y a las doce va bajando, cantando con el niño en sus brazos
- ¿Qué has sentido en los momentos peores? Porque tu tienes una madre que además tienes que compartir con los demás
- Yo comparto a Rocío Jurado. Se comparte un personaje, se comparte a una artista pero lo que es el sentimiento y la persona en sí no se comparte, lo comparto con los míos pero no con el resto de la gente. Yo a veces me he sentido muy mal, siempre he tenido mi gran apoyo que ya se sabe quien es, Fidel. He tenido momentos mejores porque siempre he visto que ella ha estado bien y ha evolucionado y ha reaccionado bien. No es lo mismo ver a una persona que tiene una enfermedad en un estado que verlo en otro.
- ¿Cómo lo han vivido los niños?
- Tanto mis hermanos como mis hijos han sabido que estaba enferma, tampoco se les ha explicado de qué estaba enferma, sabían que se estaba recuperando.
- ¿Han hablado con ella por teléfono?
- Sí, casi todos los días. Saben que está bien y cuando la oyen, que la oyen lo mismo echarles una bronca que contarles un chiste, que es lo normal en ella,...

Más sobre: