La elegancia de las invitadas en la boda de Fernando Gómez- Acebo

Cerca de 350 personas entre familia y amigos no quisieron perderse el feliz día de Fernando Gómez-Acebo y Mónica Martín Luque. Los hermanos del novio fueron de los primeros en llegar al Monasterio de la Encarnación: Beltrán Gómez-Acebo con su esposa, Laura Ponte, embarazada de su primer hijo con un vestido de Miguel Palacio, que también diseñó su vestido de novia, y Bruno Gómez-Acebo con su mujer, Bárbara Cano, que han sido padres recientemente. Simoneta Gómez-Acebo llegó acompañada por su marido, José Miguel Fernández Sastrón y sus tres hijos, Luis, el mayor, que actuó como testigo del novio, y Pablo y María, que fueron pajes de la novia.

Simoneta eligió, al igual que la infanta Cristina, un traje pantalón en lamé color plata y negro, con un abrigo negro de cuello años 50, también de Miguel Palacio. Un poco más tarde, llegó Juan Gómez-Acebo, vizconde de la Torre, el único de los cinco hermanos que aún permanece soltero. Junto a los hijos de la infanta Pilar, llegaron los Duques de Soria, la infanta Margarita con un traje en color azul, y su esposo Carlos Zurita. Con ellos sus dos hijos, María, con un conjunto de falda y chaqueta, entallada y con volantes en cuello y mangas, en tono amarillo pálido, y Alfonso. También el príncipe Adan Czartorisky llegó acompañado de su esposa.

El protagonismo de los complementos
Los invitados a la boda de Fernando Gómez-Acebo con Mónica Martín Luque destacaron por su elegancia y su originalidad a la hora de escoger los complementos. Debido al frío que se preveía, dado que ya estamos casi en invierno, casi todas las asistentes optaron por llevar abrigo, por lo que los zapatos, bolsos y broches cobraron un gran protagonismo. En el caso de los hombres, las corbatas de colores vivos y los chalecos a juego, pusieron el toque de distinción. Miriam Ungría llegó a la iglesia con su hijo pequeño Beltrán y poco después lo hizo su marido Kardam de Bulgaria. Ella muy bella con un diseño de terciopelo color vino burdeos, bordado con flores de un mantón de Manila, y una chaqueta de piel, con forro hecho del mismo mantón. La princesa de Tirnovo llevaba un bolso a juego con el vestido y unas sandalias con brocado, anudadas al tobillo. Carla Royo-Villanova, esposa del príncipe Kubrat de Bulgaria, destacó por el detalle de la combinación de su bolso de Armani, con un aplique en forma de mariposa, con un broche en la solapa de su abrigo negro de Pedro del Hierro.

La baronesa Thyssen-Bornemisza, gran amiga de la duquesa de Badajoz, llegó en su Rolls Royce plateado con Beatriz de Orleans. La baronesa llevaba un traje en color visón combinado con un bolso muy original con una flor rosa, que se repetía en la solapa de su abrigo y en el talón de sus zapatos. Carmen Cervera lució además un precioso juego de pulsera y anillo de Bulgari. Beatriz de Orleans eligió para la ocasión un diseño de Christian Dior en color fucsia.

Más sobre: