La elegancia de las damas invitadas a la boda de Fernando Gómez-Acebo y Mónica Martín Luque

La infanta Cristina y su prima Simoneta Gómez-Acebo fueron las únicas damas que optaron por el pantalón para asistir a la boda de Fernando Gómez-Acebo y Mónica Martín Luque. Las dos llevaban elegantes pantalones anchos. En el caso de la infanta Cristina quedaba, una vez más, su nuevo y tan comentado estilo, más actual, femenino y moderno y, sobretodo, muy favorecedor.

La infanta Elena lució una chaqueta roja con los puños ribeteados en visón, falda negra y bolso rojo de Chanel. Doña Letizia, por su parte, vestía un traje firmado por Felipe Varela formado por una chaqueta de seda rosa chicle muy entallada, falda rosa con volantes y cuerpo de encaje con tirantes finos, todo en el mismo tono. Curiosamente don Felipe (como ya hiciera en la boda de su primo Beltrán y Laura Ponte) conjuntó su corbata con el traje de su esposa. El Príncipe de Asturias, con traje oscuro, lucía una corbata rosa chicle.

Laura Ponte y Beltrán Gómez-Acebo asistían al enlace del hermano menor de Beltrán sólo dos meses después de su propia boda. Laura, embarazada de su primer hijo, lucía un vestido de estilo años veinte sobre el que llevaba un abrigo de terciopelo. Como adorno eligió un original tocado.Por su elegancia, destacó Miriam Ungría, princesa de Tirnovo, que llevó un vestido color vino creado por su modista favorito, Eduardo Ladrón de Guevara. Miriam fue testigo de la boda por parte de la novia. La baronesa Thyssen lució espectaculares joyas de Bulgari. Carmen Cervera llegó en su Rolls-Royce acompañada de Beatriz de Orleáns.

Más sobre: