Exclusiva mundial:Las fotografías de la boda de El Litri y Carolina Herrera

El día 19 de junio el mundo del toro y el de la moda se encontraron- son ciertamente planetas muy cercanos- en un lugar único del campo de Extremadura. Se casaban en la Dehesa los Guateles, cerca de La Aliseda- toros y cigüeñas- , el torero Miguel Báez Spínola, Litri, heredero de una dinastía de toreros desde hace muchos años - su padre, Miguel, fue una leyenda en el mundo de los toros en los años cincuenta y sesenta-, con Carolina Adriana Herrera, hija de uno de los grandes mitos de la moda, Carolina Herrera, que desde su casa inicial de Nueva York reparte la elegancia de su marca por todo el mundo.

No era para menos, todo el mundo estaba pendiente de esa boda, que llevaba el glamour a la dehesa. Cientos de informadores, cámaras de televisión, fotógrafos y reporteros, no sólo de España sino de medio planeta, se habían dado cita a la entrada de la hermosa finca, en la que iba a celebrarse la ceremonia nupcial. Porque en la cita de aquel día, primavera-verano, luminoso y claro, se iban a reunir además invitados especiales del toro, del espectáculo, del arte, de la moda y hasta representantes de la Casa Real española.

Sin embargo, de aquella larga tarde-noche cálida y estrellada, hasta las primeras luces del alba, no hubo entonces documento gráfico alguno. Ni una sola foto, a no ser las muy pocas permitidas y repartidas por los novios y sus familias, que pudieron dar fe de la que fue llamada en su día una de las bodas del año, sin género de dudas.

Más sobre

Regístrate para comentar