Excepcional entrevista exclusiva con Victoria Beckham

No ha sido un año fácil para el matrimonio Beckham. Ingresar en el Real Madrid supuso para David Beckham la radiante felicidad de un sueño cumplido... pero, tras la euforia de los primeros momentos, el matrimonio vivió situaciones más que complicadas. Todo les parecía nuevo en su "país adoptivo", por mucho que los compañeros de equipo del jugador se esforzasen en hacer sentir a la pareja como en casa: costumbres nuevas, idioma extraño, un clima distinto al que estaban habituados.

A todo lo anterior se sumó la búsqueda de un hogar, de un colegio para sus hijos, Brooklyn y Romeo (de cinco y dos años respectivamente. En agosto de 2004, David y Victoria Beckham, justo un año después de haberse mudado a Madrid, encontraron la casa de sus sueños, una mansión que les costó más de ocho millones de euros. Con una efectividad casi paralela a la de los tiros del jugador en la meta contraria, los sueños de la pareja se siguieron haciendo realidad. "La paternidad es lo mejor que me ha pasado nunca. No puede ser superado", declara el número 23 del Real Madrid.

Casi a la par, como reflejada en un espejo, el espejo del amor que se profesan, la que fuera cantante de las Spice Girls, y hoy trabaja intensamente por convertirse en diseñadora de prestigio, afirmó: "La maternidad es lo más bonito que me ha pasado".

’La nueva Victoria’
A Victoria Beckham su embarazo no la detiene para hacer realidad su nueva y gran pasión: el diseño. Shangai o Japón han sido algunos de sus últimos destinos. Ahora quiere introducirse en el mercado asiático y seducir ya no sólo por su voz, sino por sus propuestas de moda. Se siente muy feliz por su nueva apuesta y reivindica los vaqueros, como prenda femenina imprescindible en el fondo de armario de cualquier mujer. En una entrevista en exclusiva, descubrimos a la nueva Victoria Beckham, una mujer que ha sabido adaptarse, por amor a su marido, a España, un país en el que ahora confiesa sentirse "muy feliz"; una mujer que sabe conciliar su papel de madre con el de una gran profesional, ayer de la música y hoy del diseño; en definitiva, una mujer que, cada día está más bella porque la estrella de la felicidad le sigue alumbrando.

Más sobre: