Rocío Jurado terminó su tratamiento en Houston

Sin perder la sonrisa en ningún momento y con un aspecto inmejorable, Rocío Jurado se presentó en el aeropuerto de Houston para dirigirse a Miami, tras haber concluido el tratamiento de siete semanas contra el cáncer de páncreas del que fue operada en Madrid el pasado mes de agosto. Junto a la popular cantante estaba su esposo, José Ortega Cano, que no se ha separado de ella en ningún momento. Vestida de manera informal, con un cómodo chándal de color rojo y, eso sí, notablemente más delgada, Rocío Jurado se mostró muy optimista y animada ante los medios de comunicación y las personas allí congregadas.

—Rocío, ¿cómo te encuentras?
Estoy muy contenta. Me encuentro muy bien, dentro de lo débil que estoy.

—¿Cómo ha ido el tratamiento estos meses en Houston?
Todo el tratamiento ha salido muy bien. Los médicos están muy contentos con la evolución. Ahora tengo que descansar y volver dentro de un tiempo para una revisión.

—¿Cómo te encuentras físicamente?
Dentro de que me encuentro un poco débil, estoy bien. He perdido catorce kilos. Mira, tengo las piernas como un pajarito —bromea la cantante.

—¿Y de ánimo?
Me encuentro muy animada, lo que pasa es que tengo una cosa muy grave y mi cuerpo todavía tiene que asimilar todo lo que le han metido.

—¿Tienes que seguir algún tipo de terapia en Miami?
No, nada especial, sólo hacer unos ejercicios que me han mandado.

—¿A qué piensas dedicar el tiempo, ahora que has terminado el tratamiento, en Miami?
Lo único que quiero es estar más tranquila y relajada para coger un poquito de color y unos kilitos, que me hace falta.

—Rocío, ¿sabes que en España la gente ha estado volcada y muy preocupada por cómo te encontrabas de salud?
Sí, lo sé y me emociona. Quiero agradecer a todas las personas de todas las partes del mundo que me han hecho llegar su cariño y se han preocupado por mí. Gracias a todos, incluidos vosotros, que me habéis tratado con cariño y respeto.

Más sobre: