Entrevista con los novios
- Ocho años es un noviazgo largo para los tiempos que corren, Jose Antonio.
- Nosotros siempre tuvimos claro que queríamos casarnos. O, al menos, yo siempre tuve muy claro que me quería casar y formar una familia con Mari Carmen. Lo que pasa es que afortunada o desafortunadamente, eso nunca no lo sabremos, mi carrera ha sido un poco de altibajos.
- Para dar este paso las cosas el panorama laboral se habrá clarificado de alguna manera.
- Sí, desde que comenzó el año.
- Luego te tiraste como espontáneo a un ruedo distinto como fue "La selva de los famosos".
- Sí. Y tuve muchos problemas por ello. Hay que tener en cuenta que yo soy torero y eso no está muy bien visto. Pero bueno, hice una apuesta por una aventura que al final me salió bién.
- Para ver tu cara, Mari Carmen, cuando te dijo que se iba al Amazonas
- No quería que fuera por nada del mundo
- Tus razones tendrías.
-Primero por que no quería que fuera a un programa de ese tipo y, segundo, porque sabía que en su profesión son un poco crueles y, en ese sentido, le podían machacar y después ,a lo mejor, ya no le respetarían igual. - Además, llevas un apellido que puede llegar a pesar como una losa en el mundo del toro
- Si. Pero ¿ sabes lo que me decidió a resentarme? Pues que había un tanto por ciento del dinero que se recaudaba con las llamadas de teléfono que hacían los espectadores que se destinaba a construir un colegio a una ONG, que se iba a hacer un colegio en San Luis (Brasil) donde, por cierto, estuve cuando se inauguró. Así que me dije: " mira, voy, hago la aventura que yo siempre soñé y encima estoy ayudando a hacer un colegio para los chavales.
- El dinero que ganaste lo empleaste en una casa para vosotros
- Sí. Le queda mes y medio para acabar las obras. Nos la estamos construyendo en Sanlúcar la Mayor. Mientras tanto hemos alquilado una casa. - ¿Dónde os conocisteis, Mari Carmen?
- Así fue.. Me acerqué a ella - interviene el torero - y le dije: "Hola, ¿cómo te llamas? Yo soy José Antonio y te quiero conocer".
- La primera vez que la veías.
- La primera vez. Pero, y aunque parezca una tontería, desde ese momento sabía que iba a ser mi novia y más tarde mi mujer. De esto hace once años.
- O sea que estuviste tres años en la brecha
-Durante ese tiempo iba a verla sin parar y siempre le decía: " otra vez estoy aquí.. Ya sé que me vas a decir que no, pero yo, de nuevo aquí.. Recuerdo que un día le pregunté:" ¿Tú tienes novio?" , a lo que me respondió " No". - Seguro que en algun momento llegaste a pensar " vaya tio más pesado"
- La verdad es que me resultaba extraño verle, aunque José Antonio tampoco salía mucho porque su profesión no se lo permitía. Entonces yo me preguntaba a mi misma: " Si ya le he dicho que no una y otra vez ¿por qué insiste?.

Más sobre

Regístrate para comentar