Una vez concluidos sus compromisos en Shangai (donde participó como jurado en un concurso de belleza) y Los Ángeles (donde fue presentada como diseñadora de la firma Rock & Republic), Victoria Beckham regresó a Madrid donde, desde el pasado verano, tiene instalada su residencia. La cantante, embarazada de cuatro meses, acompañó a su marido, David Beckham, a presenciar el partido que enfrentó al Real Madrid y al Getafe y en el que David, a causa de su lesión, no pudo jugar.

La sorpresa vino al comprobar que el popular matrimonio compartía su palco en el estadio Santiago Bernabéu con el actor estadounidense Tom Cruise. "Los Beckham y Tom Cruise han coincidido en un par de cenas y se llevan bien" comentó un portavoz del matrimonio. El actor siguió con atención el partido y las explicaciones de Bekcham y una vez finalizado el encuentro fue a felicitar a Raúl por sus diez años en el Real Madrid.

La prensa inglesa ha destacado que la relación entre ambos bien se podría deber al próximo rodaje de la película Misión imposible 3, de la que Tom es protagonista y productor, y en la que David podría tener un pequeño papel.

Nueva casa para David y Victoria
Por otra parte, parece ser que el matrimonio está interesado en una nueva casa en Londres. El diario Sunday Telegraph publicaba este fin de semana que Victoria estuvo visitando recientemente una casa situada en Eaton Square, en el exclusivo barrio de Belgravia, cerca de las tiendas más lujosas de la ciudad y también del estadio de fútbol del Chelsea.

La casa, de 600 metros cuadrados, pertenece a la empresaria teatral Sally Greene está valorada en cerca de quince millones de euros y actualmente está siendo sometida a una profunda remodelación. Una vez concluyan las obras, será una vivienda de techos altos, grandes habitaciones y jardines con cuatro dormitorios, bibioteca, comedor con balcón y amplia zona destinada al servicio. Su precio no es u8n problema para los Beckham y eso que hace apenas dos meses compraron el fabuloso chalet de La Moraleja en el que viven. De hecho, David rodará próximamente el que ya ha sido llamado el anuncio más caro de la historia de la televisión, con un coste cercano a los 16 millones de euros, y en el que compartiría protagonismo con Beyoncé Knowles y Jennifer Lopez.

Más sobre

Regístrate para comentar