30 OCTUBRE 2004

Boda de José Antonio Canales y Mari Carmen Fernández

Ampliar
La pareja, ya convertida en marido y mujer, salió de la iglesia bajo una lluvia de pétalos de flores<br><b>Pinche sobre la imagen para ver la galería de fotografías</b> 
Ampliar
El torero con su madre y madrina, Teresa Rivera, muy elegante con un traje rosa fucsia y la tradicional mantilla 
Ampliar
Ampliar
Cariñoso gesto de José Antonio a Mari Carmen durante la ceremonia de su boda 
Dentro de unas semanas José Antonio Canales Rivera comenzará su primera temporada americana, un nuevo triunfo tras ocho años como matador, pero antes, el valiente torero ha cumplido con la cita más importante de su vida: su boda con Mari Carmen Fernández Deudero, la joven gaditana que le conquistó hace ya ocho años.

Toreros y amigos
El enlace ha reunido, este viernes 29 de octubre, en la iglesia San Francisco de Cádiz, a sus familias, amigos y, como no, a numerosos representantes del mundo del toro. Cerca de cuatrocientos invitados que han querido ver culminar esta bonita historia de amor. Los novios son los dos de Cádiz, allí se conocieron y, aunque vivirán en Sevilla, han querido que la boda se celebre en su ciudad.

Hace sólo unas semanas, Mari Carmen nos contaba: "Hemos elegido esta iglesia porque toda la familia, especialmente mi madre, somos muy devotos de la Cofradía del Nazareno del Amor que sale de allí. La celebración será en la finca Fuenterrey". La finca en la que tuvo lugar el banquete nupcial, de nombre 'Fuente Rey', es propiedad de Fermín Bohórquez.

El novio, de chaqué (no quiso ir de corto en el día de su boda como hacen muchos toreros) entró en el templo del brazo de su madre y madrina, Teresa Rivera, única hermana del desaparecido Francisco Rivera, Paquirri. La madrina lució un vestido de Manuel Odriozola, en color rosa fucsia, con una chaqueta a juego y la tradicional mantilla española. Mari Carmen confió también en el diseñador gaditano, que supo plasmar la idea que ella deseaba para su traje de novia. Un traje en blanco roto, con un escote barco rematado en un pequeño pico y falda de volantes con un poco de cola. La novia, radiante y felíz, completó su atuendo con un velo de chantillí y un pequeño ramo de flores.

Mari Carmen llevaba, como toda novia, objetos viejos y prestados, joyas familiares que tenían un gran significado sentimental para ella. Fue una tarde llena de sentimientos intensos, que se vivieron también durante la ceremonia que fue oficiada por el padre Jesús, el mismo sacerdote que casó al difunto Paquirri, tío del novio, con Carmen Ordóñez.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...

Recomendaciones



Horóscopo