Primera entrevista con Cynthia Rossi, hija de Carmen Martínez Bordíu: 'Mi sueño es ser comisario de Policía'

—¿Y cuándo vas a hacer tía a Cynthia?
(Risas.) Todavía tendrá que esperar un poco. No tenemos prisa. De momento, estamos muy bien así. Los dos trabajamos, y el poco tiempo que tenemos libre lo dedicamos a conocernos y a disfrutar de nosotros. Ahora necesito tranquilidad. Más adelante, por supuesto que crearemos nuestra propia familia.

—Sigues encargándote de la tienda de tu padre...
Sí; lo hacemos entre los dos. No paro en todo el día, porque tenemos muchísimo trabajo. Trabajé en otros lugares, y cuando mi padre se decidió por comprar un local mucho más grande que el anterior, se planteó la posibilidad de contratar a otra persona como encargada de tienda, y le dije que a mí me apetecía intentarlo y él me dio esta oportunidad. Creo que está muy contento de cómo la llevo.

—¿Vas a ir a la boda de Luis Alfonso?
Sí, iré con mi marido.

—¿Y tú, Fritz?
(Risas.) Fritz apenas habla. Aunque se muestra tímido y educado durante todo el tiempo mientras está con nosotros. Ha aprovechado un rato libre de su trabajo para estar con sus hermanas, pero quiere que sean ellas las protagonistas."Que hablen las chicas —nos dice—, que te cuenten ellas que vamos todos a la boda de Luis".Se marcha, después de las fotos, al aeropuerto. Esa misma tarde se va de viaje a España, a la boda de un amigo.

Una vez que Fritz se marcha, Cynthia confiesa que entre los tres hay una química especial. A pesar de que una está ya casada y el otro se ha independizado, su contacto es casi diario. Desgraciadamente, no ocurre lo mismo con Luis Alfonso, con el que, mientras vivió en España, se veía poco, pero se hablaba diariamente por teléfono.

—¿Qué tal te llevas con tus hermanos? ¿Ejercen de hermanos mayores?
Me llevo fenomenal con los dos. Entre mi hermana y yo hay once años de diferencia, pero no impide que tengamos una relación estupenda. Marella me da consejos, siempre quiere que esté bien, y Fritz, cuando era más niña, estaba pendiente de los chicos que se me acercaban. Ahora, ya no.

—¿Y Luis Alfonso?
Le veo poco, y a partir de ahora, quizá menos, porque se ha ido a vivir a Caracas. Nos llevamos estupendamente. Este verano hemos pasado muchos días juntos, y creo que nos parecemos mucho físicamente y en el carácter. A él le gustan las fotos y las entrevistas tan poco como a mí (se ríe).

—¿Conociste a Margarita, su prometida?
Es encantadora. No la considero una cuñada, sino más bien una amiga, porque estamos muy próximas en gustos y en edad. Antes de conocerla me llamaba mucho por teléfono y hablábamos de un montón de cosas, y cuando nos vimos fue genial...

—Igual tienes que prepararte para ser tía enseguida...
Me encantaría, pero pienso que esperarán un poco antes de ser padres...

Más sobre

Regístrate para comentar