Primera entrevista con Cynthia Rossi, hija de Carmen Martínez Bordíu: 'Mi sueño es ser comisario de Policía'

—Pintas, y lo haces muy bien. ¿Por qué no te decantaste por una carrera que tuviera que ver con las artes?
Vivo rodeada de obras de arte desde niña. En casa, en la tienda... Me encanta el arte, pero no me impresiona porque convivo con él. Mi favorito es el arte moderno, que es el estilo que a mí me gustaba pintar. Hablo en pasado porque ya casi no pinto. Desde que comencé la carrera he dejado de pintar por falta de tiempo; prefiero dedicarme en cuerpo y alma a mis estudios. No quiero hacer de la pintura mi modo de vida, y dentro de unos años volveré a los pinceles, pero sólo como hobby.

—¿Qué los días que no asistes a clase?
Lo normal (sonríe abiertamente). El sábado quedo con mis amigos para comer, salimos a pasear, vamos al cine. Las discotecas sólo me gustan en las vacaciones. El ambiente discotequero que hay en París no me acaba de llenar, y por la noche prefiero ir a cenas con amigos y después a tomar algo en un bar. El domingo me gusta pasarlo en casa.

—Pareces muy tímida...
Lo soy. Pienso que tengo falta de confianza en mí. Espero superarlo con el paso de los años, como hace todo el mundo...

—¿A quién te pareces más, a tu padre o a tu madre?
Siempre me han dicho que tenía el fuerte carácter de mi padre, pero con el tiempo voy pareciéndome más a mi madre...

—Vives junto a tu hermano Fritz (Federico) en casa de tu padre...
Mi hermano se ha construido un apartamento en un terreno de la casa y vive independiente, pero a un paso de mi padre y de mí. Mi hermana, Marella, hace un año y medio que se fue. Se casó en el mes de mayo del año pasado con David Mosseri y viven juntos en su propia casa.

Habla Marella
La diferencia de edad entre una y otra hace que Marella, ahora casada e independiente, ejerza un poco de hermana mayor. En un castellano casi perfecto irrumpe en la conversación para aseverar que ella está muy pendiente de Cynthia.
—Marella, ¿qué consejos le das a tu hermana?
De todo tipo. Desde la ropa que le sienta bien hasta cómo se tiene que maquillar, y todas esas cosas que hacemos las hermanas. Soy once años mayor, y la veteranía es un grado.

—Hace año y medio que te casaste. ¿Cómo va tu matrimonio?
Fenomenal. Somos muy felices. Creo que hemos nacido el uno para el otro.

Más sobre

Regístrate para comentar