Derroche de lujo y 'glamour' en la gran noche Dior

La fiesta organizada por Christian Dior, de la mano de Beatriz de Orleáns, para presentar el nuevo perfume Pure poison convirtió el hotel Ritz de Madrid en una pasarela en la que las damas asistentes lucieron espléndidos trajes de noche, joyas de ensueño y, para protegerse de la fría noche, fantásticos abrigos y estolas de piel.

Tratándose de la noche Dior, fueron muchas las invitadas que eligieron vestidos de la colección prêt-à-porter de esta prestigiosa firma francesa, como Antonia dell’Atte que, en una de sus escasas salidas públicas, lució un impresionante vestido color marrón chocolate con encaje en el escote y llamativos pendientes de aro de la misma firma. También un Dior era el traje de Gema Ruiz, en tono azul con estampado y cuya falda terminaba en una pequeña cola. La condesa de Montarco acudió con su hija, Alejandra de Rojas, una de las más elegantes de la noche con un vestido palabra de honor negro de Elio Berhanyer. Espectacular iba también la modelo Arantxa Santamaría con un vestido de Dior de sensuales tranparencias.

La duquesa de Fernandina, la condesa viuda de Romanones, la modelo Bimba Bosé, Jacqueline de la Vega, Joaquín Cortés y Anne Igartiburu estuvieron, asimismo, entre los invitados.

Más sobre: