Chábeli, con su hijo y su esposo, vacaciones en el sur de Georgia

Este verano ha sido un tanto conflictivo para los residentes de Florida, en Estados Unidos, al ser azotada en una misma temporada por seis huracanes, de los que cuatro han conseguido devastar la zona. Por este motivo, las familias que residen en el área han vigilado muy de cerca sus casas, preparándose para los posibles huracanes. Los Altaba Iglesias son una de esas familias, y por ello han tomado este año unas tardías vacaciones de verano, sin alejarse demasiado de Miami, puesto que la temporada de huracanes aún no ha terminado. Chábeli y Christian eligieron para sus vacaciones las Golden Islands, o ‘islas doradas’, en la costa Este de Estados Unidos.

—¿Habéis sufrido alguna de las graves consecuencias de los recientes huracanes?
No; gracias a Dios, hemos tenido la gran suerte de no haber sufrido problemas. Han sucedido cosas muy graves en el resto del Estado, pero por ahora Miami ha tenido mucha suerte. Es doloroso ver las dificultades que atraviesan las familias de otras zonas de Florida, por no hablar del Caribe y de la tragedia de Haití.

—¿Te hace esto plantearte vivir en otro lugar?
La verdad es que te hace pensártelo dos veces, pero tanto el trabajo de Christian como parte de nuestras respectivas familias están en Miami. Así que, de momento, nos pensamos quedar aquí.

—¿Y la idea de volver algún día a España?
Claro que me gustaría. Pero entiende que llevo viviendo en Estados Unidos mucho tiempo. Traté de acostumbrarme a volver a vivir allí durante mi primer matrimonio, pero no lo logré por dos razones: una, el acoso constante de la prensa,y otra,porque estoy acostumbrada al estilo de vida de aquí, pues vivo en este país prácticamente desde los trece años.

’Nos encantó verle saltar de alegría’
—¿Por qué elegisteis este lugar para vuestras vacaciones?
Hacía tiempo que Christian quería traerme a conocer el Sur de Georgia, porque él había venido alguna vez a jugar al golf. Es un sitio precioso, y yo no lo conocía aún.

—¿Habéis hecho algo diferente estas vacaciones con Alejandro?
Sí. De camino hacia aquí, le llevamos a Disneyland. Disfrutó muchísimo, ya que sus personajes favoritos son Micky Mouse, el Pato Donald y Pluto. Como a cualquier niño de su edad, le hacía muchísima ilusión ir a Disneyland. Nos encantó verle saltar de alegría.

—¿Qué tal tu hijo?
De maravilla!¿No le ves corriendo todo el tiempo arriba y abajo?¡No para un momento! Está graciosísimo, porque ya dice de todo y nos sorprende con cosas muy graciosas.

—Es increíble cómo ha crecido.
Es un milagro que agradeceré a Dios todos los días de mi vida. Los médicos están asombrados porque está por encima de la media para su edad, y me llena de orgullo. Hemos vivido en casa pendientes de él, y los resultados han sido magníficos. Por supuesto, no deja de ser un milagro, y estoy infinitamente agradecida por ello.

8 —¿Qué es lo que más le gusta hacer?
Le encanta pintar, los dibujos animados y, más que nada, los cuentos. Siempre los escucha muy atento, mira ensimismado los dibujos y te pregunta:’¿Y esto qué es?¿Y esto?’. ¡También le encanta subirse a los árboles! En la isla donde vivimos va muchos días a jugar al parque, donde lo hace también con otros niños,y tenemos que estar pendientes de él, porque hay un árbol precioso donde los niños un poco mayores se suben, porque tiene raíces colgando y un tronco muy fácil para escalarlo, y en cuanto nos damos media vuelta,¡ya está tratando de subirse!

Más sobre

Regístrate para comentar