Chabeli, con su hijo y su esposo, vacaciones en el sur de Georgia

—Se han emitido unos vídeos recientemente en España que se supone que eran cortes de otro que, según se llegó a decir, tratabas de comercializar con tu ex marido, Ricardo Bofill. ¿Qué te parece el revuelo que se armó?
Lo poco que sé lo sé por mis amigos y mi familia allí. Por un lado, me da risa, y por otro, me impresiona.

—¿Te impresiona?¿En qué sentido? Porque fueron cosas que hiciste por propia voluntad...
Lo que me impresiona es que haya una audiencia que se interese tanto por mí, que aún le importen las bobadas que dijo Chábeli Iglesias hace ¡doce años...!Tiene cierta gracia, la verdad. Que en torno a eso me dediquen un programa de televisión durante una semana...Eso, de alguna forma, me asombra.

—Tiene cierta gracia, como tú dices, pero parece que pusiste una demanda judicial..
Eso es lo verdaderamente triste: que la mayor parte de las imágenes pertenecían a las cintas privadas que grabamos Ricardo y yo en nuestro viaje de novios en Bali, que estaban en poder de Ricardo y, al parecer, fueron robadas. No eran parte del vídeo que íbamos a comercializar, pero eso no lo dijeron en el programa, claro. La verdad, prefiero no darle más importancia; ya está en manos de mis abogados.

—¿Te sientes querida en España?
¡Por supuesto! Mi familia, mis amigos...Y las veces que salgo de casa, la gente me demuestra su cariño, por todos los sitios por donde voy...

’Cuando vuelva a pasar por Miami’
—¿Has visto a tu padre este verano?
Le hemos visto menos que otras veces, porque ha pasado mucho tiempo en Marbella. El otro día le llamé para felicitarle por su cumpleaños. Es una fecha que nunca se me olvida.

—El que ha pasado mucho tiempo en Marbella ha sido tu abuelo con su mujer y su hijo.
Sí, tengo entendido que el niño está precioso.

—¿Aún no le conoces?
La verdad es que no, pero seguro que lo haré pronto, cuando vuelvan a pasar por Miami.

—¿Qué te parecen las opiniones que publicó tu abuelo de ti en su biografía?
No hay que tomarlas en serio. Sería muy triste para mí tomar seriamente las cosas que ha dicho en su li- bro.Mi madre me ha enseñado a estar por encima de lo que se pueda decir de nosotros y a respetar a la familia por encima de todas las cosas.

—¿Por qué crees entonces que lo ha dicho? Mi abuelo tiene que poner cosas polémicas en su libro. Nadie iba a comprarlo si todo lo que dice es ‘todos muy bien, muy majos. Gracias ...

Más sobre

Regístrate para comentar