Malos tiempos para los Beckham

Danielle asegura en la entrevista que fue Victoria quien le presentó a David. Dice que conoció a Victoria el pasado mes de marzo en un salón de belleza de Essex (cerca de la mansión familiar de los Beckham en Hertfordshire). "Victoria -cuenta la esteticista- estaba tomando tratamientos de autobronceado y comentó lo morena que yo estaba. No podía creer lo simpática que era conmigo. Le expliqué mi sistema de autobronceado y le dije que tenía mi propio salón de belleza en la misma calle en la que estábamos. Le di a Victoria mi teléfono pero no esperaba que llamara. Al día siguiente llamó para un tratamiento facial".

En la mansión de Hertforshire
Danielle dice que fue en el mes de abril, y en el mismo fin de semana en el que Rebecca Loos habló de su relación con David, cuando visitó por primera vez la mansión de Hertfordshhire. "Cuando llegué allí nada parecía que estuviera mal, se estaban besando y parecían muy calmados se preparaban para la fiesta 19 Management". Esa fiesta fue la primera ocasión en la que David y Victoria aparecieron juntos y en público demostrando que seguían juntos tras el escándalo de Rebecca Loos.

En mayo, David (siempre según lo explicado por Danielle) la llamó para solicitar sus servicios en autobronceado y depilación. Danielle comenta que le pareció que el futbolista mostraba cierto interés en ella. Fue, según Danielle, el 21 de agosto cuando visitó por primera vez a los Beckham en España. Se alojó en su casa y el 30 de agosto, cuando estaban tomando el sol en la piscina (Victoria no estaba en Madrid) él le propuso ir a las habitaciones de la casa. Nuevamente, David requirió que Danielle viniera a Madrid para autobroncearle en septiembre. Coincidió con el cumpleaños de Ronaldo y, al parecer, el futbolista llamó a Victoria para preguntarle si podía ir a la fiesta organizada por el brasileño. "Victoria no quería que fuera y David entró en la habitación de mal humor". Nuevamente, Danielle y David, tal y como ha explicado ella, mantuvieron relaciones. "Me acosté tarde esa noche -dice la esteticista- y al día siguiente encontré un sobre en la cama con una nota y 250 libras. . No lo podía creer sólo había facturado 25 por el autobronceado y 25 por el taxi".

Más sobre: