Carmen Martínez-Bordíu acompañó a su futura nuera a la prueba de su vestido de novia

Victorio y Lucchino, los diseñadores sevillanos autores de la camiseta conmemorativa de nuestro sesenta aniversario que regalábamos la pasada semana, han sido finalmente los encargados de confeccionar el traje que María Margarita de Vargas y Santaella llevará el día de su boda con Luis Alfonso de Borbón el próximo 6 de noviembre. Según parece, la idea nació de la propia Carmen Martínez-Bordíu, madre del novio, que aconsejó a su futura nuera encargar un vestido elegante con ciertos aires flamencos que pudiesen dar un toque español y muy personal a la joven novia.

A Margarita, de veintiún años, le encantó la idea y se puso en manos de José Víctor y José Luis para diseñar su traje, que, según hemos podido saber, será blanco y llevará una cola de tres metros. Sin duda, un espectacular modelo para una espectacular boda, a la que asistirán en torno a mil invitados llegados desde todos los rincones del mundo.

Regresaron a Madrid el mismo día
Estos días, María Margarita, acompañada por su madre, Carmen Santaella, por Carmen Martínez-Bordíu y por la duquesa de Franco, abuela de su prometido, se trasladó precisamente hasta el taller de los sevillanos, ubicado en pleno centro de la capital hispalense, para realizar la primera prueba del vestido. Tras un buen rato en el interior, el grupo abandonó el edificio, siendo acompañados hasta la puerta por Victorio y Lucchino.

Carmen ayudaba a su madre, quien parecía haber sufrido una lesión que le impedía caminar con total normalidad, como puede verse en una de las fotos de este reportaje. Esa misma tarde volvían a Madrid en el Ave. Días después, María Margarita y su madre regresaban a Venezuela para continuar con los preparativos de la boda. Según la invitación que se ha remitido a los asistentes al enlace, éste se celebrará a las 19 horas del citado día 6 de noviembre en la iglesia de San Estanislao de Cracovia, una de las más antiguas de la capital dominicana.

A continuación se ofrecerá una cena en los salones del Miramar Casa de Campo Hotel, a poca distancia de la iglesia, donde se acogerá a los invitados hasta la madrugada.

Una elección de María Margarita
La elección de ese lugar para casarse parece que fue idea de María Margarita, cuyo padre es el multimillonario abogado Víctor José de Vargas, habida cuenta de los estupendos momentos familiares vividos por todos en la mansión que allí poseen. Cabe recordar también que Luis Alfonso y María Margarita se conocieron en la boda de una hermana de ella, María Victoria, con Francisco Javier d’Agostino. Ahora, casi tres años después de ese primer encuentro, la pareja pasará por el altar.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más