El estado de salud del empresario circense y domador de fieras Angel Cristo ha mejorado en las últimas horas tras someterse a una nueva operación quirúrgica para extirparle parte de su estómago, según el último informe médico. Su evolución es "correcta" y los médicos le han retirado la sedación y la ventilación mecánica.

El domador permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Parc Taulí de Sabadell, en Barcelona, donde se le intervino de una perforación dudodenal. Sin embargo, días después el domador tuvo que volver a ser intervenido y se le extirpó parte del estómago por "empeoramiento del cuadro peritoneal agudo".

Fuentes médicas aseguran que a pesar de su mejora es "su estado es grave y no descartan complicaciones posteriores". Estos días, Ángel Cristo, de 59 años, ha contado con el apoyo de su hija, Sofía. La joven se trasladó desde Madrid, donde reside, acompañada de su madre, Bárbara Rey. Su hijo mayor, Ángel, se encuentra en Estados Unidos y, por el momento, permanece ajeno al delicado momento que vive su padre.

Más sobre

Regístrate para comentar