Rocío Jurado sigue arropada por su familia la procesión de la Virgen de Regla de Chipiona

Rocío Jurado se desplazó ayer hasta su tierra natal, Chipiona (Cádiz), para encontrarse hoy con la patrona de la localidad, Nuestra Señora de Regla, en su tradicional salida procesional, cita ineludible de la artista desde que hace años le hiciera una promesa a la Virgen. Pero esta ocasión, sin duda, era especialmente emotiva para la cantante. Rocío visitaba a la patrona semanas después de recibir el alta médica tras haber permanecido veinte días ingresada en la clínica Montepríncipe de Madrid, donde fue sometida a una intervención quirúrgica de varias horas el pasado 2 de agosto.

Aunque todavía está recuperándose, la cantante no quería perderse esta cita por nada del mundo, como afirmó hace unos días el propio José Ortega Cano: "Vamos a intentar estar en Chipiona, pero todo depende de cómo vaya evolucionando Rocío". Y así ha sido. Cerca del Santuario de Regla, templo de donde parte el cortejo, se encuentra la casa de la artista, Mi abuela Rocío, desde la que Rocío Jurado, acompañada de su marido, José Ortega Cano, su hija Gloria Camila y sus nietos Rocío y David, hijos de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, presenció especialmente conmovida el paso de la Virgen de Regla.

¡Viva!, ¡viva!, viva!
Durante la procesión, rezó, dedicó tres ¡Vivas! de corazón a la Patrona, improvisó algunas estrofas siguiendo la marcha de la banda y, en algunos momentos, no pudo evitar emocionarse, especialmente cuando el cortejo tuvo la cortesía de hacer una parada frente a su residencia. Y es que la presencia de la artista en su tierra el día de la Virgen de Regla arrancó miles de muestras de cariño a sus paisanos. Asimismo, con Rocío Jurado estuvo en la procesión su hermano Amador, su hermana Gloria y su sobrina, la cantante Rosario Mohedano, quien también es fiel a esta cita veraniega.

Por otro lado, para demostrar la admiración que sus seguidores le tienen, coincidiendo con la feria de la localidad sevillana de Utrera, la caseta de Bernarda y Fernanda de Utrera homenajeaba el día anterior a Rocío Jurado. Un acto al que asistió su esposo, José Ortega Cano. A su llegada a la caseta, el diestro nos dijo: "Vengo en representación de Rocío, que se ha quedado en casa, en Chipiona, para asistir a la procesión de la Virgen de Regla. Rocío está mucho más animada, aunque siente mucho no haber podido estar presente en este homenaje". El torero nos explicó que el viaje desde Madrid a Chipiona había sido "muy emocionante", por los difíciles momentos por los que está atravesando la familia. Según Ortega Cano, "llegar a Andalucía es una alegría, pues se te cambia hasta la cara".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más