Ana Obregón: 'Me gustan los hombres arriesgados y divertidos'

—¿Lo que más te aburre en la vida?
La monotonía.

—Por eso no te has casado. Por miedo a la monotonía.
Pues a lo mejor sí.

—No puedes con un hombre aburrido.
No. Me gustan los hombres con sentido del humor, arriesgados, atrevidos, hombres para los que la vida sea un reto.

—Antonio Banderas decía el otro día que si a una mujer la haces reír ya la has conquistado en un noventa por ciento.
El noventa no, el noventa y nueve por ciento. A las mujeres nos gusta que nos hagan reír.

—Y a los hombres les gusta que las mujeres hagan lo mismo.
Sí, claro. Y yo, como soy bastante 'payasa', se ríen bastante conmigo.

—Tu arma de seducción.
Sí, mi arma de seducción. Siempre les hago reír y cuando ya no estoy con ellos me dicen lo mucho que echan de menos lo que se reían conmigo. Qué quieres que te diga.

—También les habrás hecho llorar.
Inconscientemente he hecho llorar a bastantes. Pero inconscientemente, ¿eh?

—Y cuando te das cuenta del daño que les has hecho…
Me quiero morir, porque yo soy una persona tremendamente sensible, y lo último que quiero es jugar con los sentimientos. Lo que pasa es que también soy consciente de que a mí me han hecho muchísimo daño también.

—Vamos, que la vida es a veces una jungla.
La vida es inmensamente bonita, pero salvaje también, y para sobrevivir hay que tener mucha coraza, mucha ‘pose’, algo, por otra parte, que yo he sido incapaz de tener, a pesar de ser un personaje público.¡Qué quieres que te diga!

—¿Qué echa de menos Ana Obregón a estas alturas de su vida?
Pues quizá la presencia de una persona junto a mí, pero sé que es muy difícil, porque estar al lado de una mujer famosa como yo significa que esa persona va a convertirse en un personaje popular de la noche a la mañana. Eso es muy duro y cualquier persona normal huye de eso.

—Cuando se ama es fácil ser fiel, ¿no?
En general, es facilísimo serlo cuando se ama, no cuando se quiere.

—Diferencia entre querer y amar, Ana.
Yo creo que cuando se quiere siempre se está esperando algo a cambio y cuando amas, no.

Más sobre

Regístrate para comentar