Ana Obregón: 'Me gustan los hombres arriesgados y divertidos'

Ana Obregón, que ha pasado unos días de vacaciones con su hijo, Alejandro, en su casa familiar de Palma de Mallorca, asegura sentirse feliz profesional y personalmente, aunque eche de menos la presencia de un hombre a su lado. Pero la actriz es puro optimismo, además de una mujer atrevida y decidida, como ella reconoce.

—Ana, ¿está siendo un verano tranquilo?
No, horrible. Tengo las cámaras de televisión todo el día detrás. Alguna vez he pensado en irme fuera, pero oye, tengo un mes para estar con mi familia, y mis padres quieren ver a sus nietos, que es lo lógico.

—Y aparte de todo eso, ¿cómo estás?
A pesar de esa ‘cruz', estoy feliz, encantada. La serie ha pasado la tercera temporada mejor que nunca, es número uno en audiencia en Argentina, Uruguay, Paraguay..., hemos estado nominados al Festival de Televisión de Montecarlo, yo como mejor actriz y la serie como mejor comedia. Competíamos con Sexo en Nueva York y Friends y eso es estar a un nivel muy importante. Ha sido un año fantástico.

—¿No te da miedo que te encasillen con tu personaje de Ana y los siete?
Siempre te da un poco de miedo, porque la gente mayor sabe muy bien quién soy yo y cómo me llamo, pero para los niños de tres años mi apellido es ‘Ylosiete’. Son graciosísimos. De todas maneras, ésta va a ser la última temporada.

—Cambiando de tema, ¿te preocupa mucho tu imagen exterior?
La moda nunca me ha preocupado mucho, pero lo que sí me divierte es la ropa atrevida. Odio lo formal.

—Hay que ser atrevido.
Yo sé que estaría monísima vestida todo el día con trajes más formales, pero me aburre tremendamente.

—A lo mejor te has llevado alguna que otra regañina por parte de tu padre.
Hombre, sí. A veces me dice: ’¿De qué vas vestida?’, ‘¿Qué te has puesto?’. Pero me lo dice desde que tenía dieciséis años.

—¿Y qué le contestas tú? Pues que soy actriz y que me gusta jugar con las cosas, con la moda, con lo que sea.

—¿Cómo te gusta más vestir?
Con vaqueros y zapato bajo.

—¿La minifalda también es de tu agrado?
Creo que la minifalda es una prenda maravillosa para la mujer. Pero hay que tener las piernas delgadas, porque una minifalda con pierna delgada es bonita, pero con piernas y rodillas gordas se convierte en vulgar.

—¿El color que más te favorece?
Hay tres colores: el blanco, el negro y el rojo.

—¿Y el color que no te gusta nada ponerte?
La gama de marrones, porque creo que son colores que no me dicen nada. Son correctitos, en el sentido de que todo el mundo te dice lo elegante y correcta que vas a estar con un beige o con un marrón.

Más sobre

Regístrate para comentar