Carmen Ordóñez, la apasionada vida de una de las mujeres más populares de España

Problemas de salud
En los últimos tiempos, sin embargo, Carmen Ordóñez, cuya vida siempre ha sido objeto de seguimiento e interés por parte de los medios de comunicación, se convirtió en noticia por aparecer como colaboradora habitual de diversos programas pero, sobre todo, por su delicado estado de salud. A principios del año 2002, comentaba que atravesaba "por el peor momento de mi vida". A la muerte de su tata, por la que sentía un inmenso amor, se le unió un grave problema legal por denuncias interpuestas entre ella y su ex marido Ernesto Neira y, sobre todo, la separación de su hijo Francisco Rivera.

Todas estas situaciones y pérdidas la sumieron en una profunda "tristeza y soledad" de la que no consiguió salir. Meses después, la separación de otro de sus hijos, Cayetano, parecía poner la puntilla a su delicado estado de salud mientras comenzaba un continuo ir y venir por diversas clínicas de desintoxicación. En una comunicado enviado a la prensa, Carmina Ordóñez aseguraba que pretendía recuperarse de una adicción " a los somníferos y a los tranquilizantes" y aseguraba que hasta ese momento" no era consciente de lo mal que estaba".

En las últimas semanas, muy recuperada, Carmina había disfrutado de unos días de descanso en Marbella y parecía que la normalidad volvía, poco a poco, a la vida nunca exenta de polémica de una de las mujeres más populares de España.

Más sobre: