Los Beckham olvidan los malos momentos en un exclusivo hotel marroquí

En la villa Al-Hamra, la más lujosa del exclusivo hotel Amanjena de Marrakech, David y Victoria Beckham disfrutan de sus vacaciones antes de que él regrese a Madrid para iniciar la pretemporada con su equipo, el Real Madrid. Su estancia en Marruecos ha coincidido con la celebración de su quinto aniversario de boda y algunos tabloides ingleses interpretaron que se habían decidido a renovar sus votos matrimoniales. Poco después, desde la agencia que representa a los Beckham, se desmentían estos rumores.

Romántica escapada
Lo cierto es que David y Victoria han viajado al país norteafricano solos mientras que sus dos hijos, Brooklyn y Romeo, se han quedado en Inglaterra al cuidado de los abuelos maternos. Tras la crisis que el matrimonio ha vivido en los pasados meses y la eliminación de Inglaterra de la Eurocopa, los Beckham parecen haber escogido este maravilloso lugar para superar estos problemas. El futbolista recientemente reconocía que no había estado en forma durante su participación en la Eurocopa, donde falló dos penaltis, y lo achacaba al tipo de entrenamiento del Real Madrid. Beckham aseguró: "En la segunda mitad de la temporada no me sentía tan en forma como me sentía en la primera; quizá son así las cosas en España".

Críticas deportivos
Estas afirmaciones fueron rápidamente contestadas por Carlos Queiroz, entrenador del Real Madrid la pasada temporada: "No estoy sorprendido por los comentarios de Beckham. Siempre tiene excusas propias".

Al margen de sus problemas deportivos, las supuestas infidelidades de David Beckham centraron gran parte de la atención hace unos meses a pesar de que él y Victoria se han mantenido siempre unidos. No han faltado los comentarios sobre que esta ‘luna de miel’ de los Beckham -cuando siempre viajan con sus hijos- es un intento de retomar la buena marcha de su matrimonio.

Más sobre: