Las estrellas del tenis español asisten a la boda de Pato Clavet en Valencia

Si hace un par de semanas las viejas glorias del tenis mundial se daban cita en París para asistir a la boda de Ilie Nastase y Amalia Teodosescu, la semana pasada las estrellas del tenis español se reunían en Valencia con motivo del enlace entre Alberto (Pato) Clavet y su prometida, Cristina Rodrigo. La boda tuvo lugar a las siete de la tarde en la catedral valenciana, a la que el novio llegó un cuarto de hora antes del brazo de su madre y madrina, Casilda Gómez de Castejón, que llevaba un bonito traje en tono fucsia.

El vestido de la novia
La novia hacía su aparición poco después con ese habitual retraso de todas las novias, en un Rolls-Royce blanco. Avanzó después hasta el altar mayor del brazo de su padre y padrino, Julio Rodrigo. La novia lucía un elegante y a la vez sencillo vestido, diseñado por Enrique Lodares, con escote bañera y manga francesa, y un velo que arrancaba de un peinado en moño. En sus manos llevaba Cristina un ramo de flores en cascada.

Los invitados
En tan señalado día, Pato Clavet tuvo a su lado a sus compañeros —y a la vez rivales— de cancha, entre los que destacaban Alex Corretja, acompañado por su mujer, Marta Cors, a cuya boda asistieron Carlos Moyá y Patricia Conde cuando eran novios; Albert Costa con su esposa, Cristina, con la que se casó días después de ganar, en 2002 —precisamente a Corretja—, el Roland Garros, y con quien tiene dos hijas gemelas, Alma y Claudia; Javier Sánchez Vicario y su mujer, Isabel Ruiz, y Manolo Santana con Oti, su esposa.

El momento más romántico de Juan Carlos Ferrero y su novia, Patricia
Por su parte, Juan Carlos Ferrero asistió con su novia, Patricia Bonilla, que lucía un vestido en tono amarillo eléctrico, de clara inspiración flamenca (largo, ceñido y con volantes). A ambos se les vio en actitud muy romántica en diversos momentos, mientras esperaban la llegada de los novios y cuando aguardaban la salida de los mismos para tirar el tradicional arroz. Cabe destacar que eran muchos los ojos que se dirigían a Juan Carlos como queriendo preguntarle si la próxima boda de un tenista sería la suya, y él, en algún momento, parecía comentarlo en tono de humor con su novia.

A la salida de la catedral, la novia comentó, a preguntas de los periodistas: "Ha sido una ceremonia muy emotiva". Por su parte, el novio dijo: "Estoy muy contento y muy feliz".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más